Cómo prevenir enfermedades de transmisión sexual

como prevenir las enfermedades de transmisión sexual_Durex

En nuestro país las ETS son cada vez más frecuentes, de hecho, en España 1 de cada 4 jóvenes contraerá una infección de transmisión sexual antes de dejar el instituto[1], ¿lo sabías? Si eres sexualmente activo, prevenir las enfermedades de transmisión sexual está en tus manos para disfrutar de encuentros con el menor riesgo posible. ¿Sabes cómo hacerlo? En este artículo de Durex te explicamos las formas de contagio y cómo prevenir las ETS. ¡No dejes tu salud al azar!

Causas de las enfermedades de transmisión sexual

Las enfermedades de transmisión sexual pueden estar causadas por diversos tipos de infección. De este modo, podemos clasificar las ETS en tres tipos distintos:

  • Infección por bacteria: algunas bacterias pueden causar enfermedades de transmisión sexual como la clamidia, la gonorrea o la sífilis. La mayoría de estas enfermedades pueden tratarse con antibióticos si se detectan a tiempo, sin embargo en estados avanzados pueden tener importantes consecuencias sobre tu salud.
  • Infección por parásitos: también es posible que una ETS se produzca por el contagio de parásitos, como lo son las ladillas. Las infecciones de transmisión sexual por parásitos también cuentan con un tratamiento, que debe ser administrado por un profesional sanitario.

Cómo se contagian las ETS

Las principales vías de contacto de las enfermedades de transmisión sexual son:

  • Sexo vaginal, anal u oral.
  • Compartir juguetes sexuales que han entrado en contacto con fluidos íntimos.
  • Compartir jeringas.

Es decir, las enfermedades de transmisión sexual se contagian a través del contacto con los fluidos corporales de la persona infectada, tales como el semen, el flujo vaginal o la sangre. Por lo tanto, durante el acto sexual es fundamental hacer uso de una barrera protectora como lo es el condón o las barreras bucales, en el caso del sexo oral.

Es importante recordar que la mayor parte de las enfermedades de transmisión sexual no presentan síntomas visibles, por lo que no siempre es posible identificar cuándo una pareja sexual tiene una infección de este tipo.

Por otro lado, compartir jeringas puede favorece el contagio de peligrosas ETS como la Hepatitis B o el VIH, por lo que esta práctica se desaconseja por completo.

Cómo prevenir las enfermedades de transmisión sexual

El condón es el único método anticonceptivo que ayuda a reducir el riesgo de infección de transmisión sexual, con una efectividad de entre 80 y 90% en la protección contra las ETS[2]. Otras alternativas como las pastillas anticonceptivas o los parches hormonales, si bien ayuda a evitar un embarazo no deseado, no tienen ningún efecto contra el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Además, en caso de haber tenido otra ETS con anterioridad, el uso del preservativo se hace aún más indispensable, ya que las personas que tienen antecedentes de enfermedades de transmisión sexual, son más proclives a adquirir otras nuevas. Por eso, es importante comunicarse siempre con la pareja y hablarle clara y abiertamente sobre el tema.

Para que el condón sea efectivo, es imprescindible asegurarse que está bien colocado y no hacer un uso inadecuado de él, como por ejemplo abrir el preservativo con los dientes o utilizar un lubricante no apto para condones. En nuestro artículo cómo poner un condón paso a paso, te explicamos el modo adecuado de utilizarlo para reducir el riesgo de emplearlo mal y reducir su efectividad. Además, es importante recordar que usar otro tipo de objetos para protegerse, como globos o bolsas, no tendrá ningún efecto y, por el contrario, puede ocasionar infecciones y afectar tu salud.

cómo prevenir las ETS

Consecuencias de tener una ETS

Las consecuencias de contraer alguna ETS son muy variadas y depende del tipo de enfermedad de transmisión sexual que hayamos contraído, por lo que resulta muy importante los exámenes y chequeos puntuales para poder descartar cualquier tipo de ETS. Estas son solo alguna de las consecuencias que pueden ocasionar las enfermedades de transmisión sexual:

  • Infertilidad
  • Cáncer de cuello uterino
  • Riesgo de contraer más fácilmente el VIH
  • Verrugas genitales, en el ano o en la garganta
  • Llagas bucales
  • Infecciones
  • Ardor al orinar
  • Secreción del pene o la vagina
  • Sangrado vaginal excesivo
  • Dolor durante el acto sexual
  • Flujo vaginal con mal olor
  • Erupciones cutáneas
  • Dolor abdominal
  • Fiebre
  • Malestar general
  • Ganglios linfáticos inflamados y sensibles en las ingles
  • Contagio de la ETS al feto, en caso de embarazo
Para evitar el contagio de cualquier enfermedad de transmisión sexual, es fundamental hacer uso del preservativo durante todo el acto sexual, y no solo en el momento de la penetración. En caso de sospechar que se ha contraído una ETS, hay que acudir al médico lo antes posible, ya que las primeras horas son clave para frenar o reducir la infección.

 

 

[1] [1] Nota de prensa de la Academia Española de Dermatología y Venerología, 8 de agosto de 2016.

[2] Eaton EF, Hoesley CJ. Barrier Methods for Human Immunodeficiency Virus Prevention. Infect Dis Clin N Am 2014; 28: 585–599.

 

Productos más vistos

Artículos más populares