Sífilis: contagio, síntomas, tratamiento y prevención

Sífilis contagio sintomas y como prevenirla_Durex

¿Sabías que hay una enfermedad de transmisión sexual que puede dañar tu cerebro u otros órganos, provocando consecuencias graves como la ceguera o la parálisis? Esta enfermedad es la sífilis y si eres sexualmente activo es importante que sepas cómo se contagia y cuáles son sus síntomas y tratamiento. Cada año, según la Organización Mundial de la Salud, 5.6 millones de personas contraen esta infección de trasmisión sexual[i], ¿sabes cómo no ser parte de esta estadística? 

Entender cómo prevenir la sífilis es esencial para reducir el riesgo de contagio en cada acto sexual, porque las enfermedades de transmisión sexual pueden evitarse y en este artículo te explicamos cómo.

¿Qué es la sífilis?

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual causada por el Treponema pallidum, una bacteria que permanece en el organismo de la persona infectada. Si no se trata a tiempo, puede causar graves consecuencias en la salud, sin embargo si esta enfermedad sexual es detectada a tiempo puede ser tratada fácilmente mediante el consumo de antibióticos. Por esto resulta muy importante que si sospechas que has podido contraer esta ETS, acudas cuanto antes al médico para una revisión.

Si no sabes a cuál especialista acudir o qué tipo de pruebas te podrán realizar, en nuestro artículo Diagnóstico de las ETS: pruebas y a qué médico ir te lo explicamos en detalle. 

¿Cómo se contagia la sífilis?

Se contagia a través de una llaga o erupción presente en una persona infectada y que suele pasar desapercibida. Puede contraerse por una relación sexual vaginal, oral o anal en la que no se usa condón, pero también al entrar en contacto con la llaga a través de nuestra boca, pues este tipo de lesiones suelen aparecer en la boca o los genitales de las personas infectadas, por lo que el sexo oral es una forma común de transmisión.

Las personas con múltiples parejas que no utilizan el preservativo durante el sexo son más propensas a contraer la enfermedad, así como cualquier otra infección de transmisión sexual. Además, es importante recordar que puede que no notes la llaga durante el sexo, lo que hace que sea muy fácil contagiarse sin que lo sepas. La mejor forma de prevenir la sífilis es usando el condón en cada encuentro sexual y durante todo el acto, así como usando barreras bucales para el sexo oral y evitando el intercambio de fluidos si observas alguna llaga o lesión en la boca o los genitales de tu pareja. ¡Usar el condón es muy fácil y solo te tomará unos pocos segundos colocarlo! 

como protegerse de la sifilis_Durex

Recuerda que la sífilis es una infección de transmisión sexual, por lo tanto no se contagia por otras vías como compartir cubiertos, vasos, comida, toallas, usar el mismo WC, por estornudar o por otro tipo de contacto físico como los abrazos. 

¿Cuáles son los síntomas y las consecuencias de la sífilis?

Los síntomas de la sífilis aparecen en varias fases: primaria, secundaria, latente y terciaria. Hay ocasiones en las que las etapas ocurren al mismo tiempo y hay veces en las que los síntomas son leves, por eso ante cualquier señal sospechosa es importante acudir al médico.

Primera etapa:

Es el momento en el que la llaga, también llamada chancro, se hace visible. Los chancros tienen forma de úlceras y son indoloros, suelen aparecer en las zonas genitales de tres semanas a tres meses después de haberse contagiado y son muy contagiosos, por lo que una vez están allí pueden transmitirse fácilmente durante el sexo vaginal, anal y oral. 

Una vez que las llagas desaparecen la infección no se va, seguirás teniendo la enfermedad aunque no haya ningún síntoma visible, pudiendo contagiarla a cualquier persona con la que tengas sexo sin protección. 

Segunda etapa:

En la segunda etapa aparecen erupciones en las palmas de las manos y plantas de los pies, o incluso en otras partes del cuerpo, y pueden durar entre 2 y 6 semanas, a veces no son visibles y no suelen ocasionar comezón. Además, pueden presentarse otros síntomas como fiebre, dolor de garganta, dolores musculares y/o de cabeza, fatiga y pérdida de peso. En esta etapa estos episodios pueden presentarse de forma intermitente durante hasta 2 años y, debido a que pueden asociarse con distintas enfermedades, a menos que te hagas una prueba específica para detectar la sífilis, es difícil que los relaciones con una ETS. 

Al igual que en la primera etapa, aunque los síntomas desaparezca seguirás teniendo sífilis a menos que la trates con un tratamiento antibiótico específico y siguiendo las indicaciones de un médico. Si no es diagnosticada y tratada, la infección seguirá avanzando de manera peligrosa. 

Etapa latente:

Durante esta fase no se presentan síntomas ni señales de la presencia de esta enfermedad de transmisión sexual. Si la misma no es tratada, podemos tener la infección latente en nuestro organismo durante años sin que se manifieste ninguna señal, lo que hace que detectar su presencia sea imposible a menos que te examines. 

En esta etapa podrás seguir contagiando a cualquier compañero/a sexual si mantienes sexo sin protección, y la infección también avanzará por tu organismo volviéndose más peligrosa. 

Tercera etapa:

La mayoría de las personas con una sífilis no tratada nunca desarrollan la tercera etapa de la enfermedad, sin embargo, cuando se presenta la infección habrá avanzado por el organismo, por lo que la sífilis puede dañar el cerebro y otros órganos provocando ceguera y parálisis. En casos muy avanzados, puede ocasionar incluso la muerte. Esta fase de la enfermedad puede presentarse entre 10 y 30 años después del contagio.

Cuando la sífilis es detectada en esta etapa no tiene cura y los daños que ha causado no podrán ser revertidos. Esta es la razón por la que un diagnóstico a tiempo puede ayudarte a mantener tu salud y la de cualquier pareja sexual. 

¿Cómo sé si debo hacerme la prueba de la sífilis? 

Es importante que acudas a un médico rápidamente si detectas la presencia de una llaga o chancro en cualquier parte de tu zona genital, pues este es uno de los primeros signos de sífilis, así como si has manifestado alguna de las señales o síntomas mencionados anteriormente. Sin embargo, también se recomienda que te realices un diagnóstico de ETS si: 

  • Tu pareja sexual actual o alguna de tus parejas sexuales anteriores ha sido diagnosticada con sífilis u otra ETS, independientemente de que tú no hayas tenido ningún síntoma. 
  • Si detectas la presencia de chancros o llagas en la zona genital de tu pareja, sin importar si tú no has tenido ningún síntoma.  
  • Si tienes sexo sin condón, especialmente si tienes varias parejas sexuales. 
  • Si compartes juguetes sexuales sin protección y sin desinfectarlos previamente. 
  • Si has tenido un encuentro sexual de alto riesgo. 

Tratamiento de la sífilis 

La sífilis se diagnostica mediante un análisis sanguíneo y se trata con fármacos antibióticos. No obstante, a pesar del tratamiento, la bacteria permanece latente en nuestro organismo. Diagnosticar esta condición a tiempo es fundamental para evitar que los síntomas avancen y, por supuesto, para impedir contagiar a otras personas.

Si sospechas que tienes sífilis acude a tu médico de cabecera, a tu ginecólogo o al urólogo y habla con este especialista de forma abierta acerca de esta situación, sin ningún tipo de vergüenza o miedo. Recuerda que es mejor saberlo cuanto antes que esperar hasta que la infección avance, un profesional podrá orientarte e indicarte el tratamiento adecuado en el caso de que tengas esta ETS. 

¿Cómo prevenir la sífilis?

No existe un método 100% efectivo para prevenir el contagio de sífilis salvo la abstinencia sexual. Pero si practicas sexo, es importante que sepas que el condón es el único método anticonceptivo para disminuir el riesgo de contagio y deberás usarlo siempre en cada relación sexual y durante todo el encuentro para aumentar la posibilidad de protección. Ten en cuenta que el preservativo solo protege el área que cubre, por lo que si entras en contacto con un chancro presente en una zona descubierta puedes estar en riesgo de contraer la infección.

El preservativo de látex puede ayudar a prevenir las infecciones de transmisión sexual, pero para ello es importante saber cómo usar el condón de forma apropiada  y saber lo que es importante evitar hacer para que  el preservativo no se rompa y quedemos expuestos durante el sexo.

Otros métodos anticonceptivos, como la píldora, los parches o los espermicidas no pueden prevenir el contagio de una ETS. Recuerda siempre consultar con un médico si tienes dudas y no olvides hablar abierta y honestamente con tu pareja si sufres esta enfermedad incluso si no presentas síntomas.

 

[i] World Health Organization, Sexually transmitted infections (STIs) Fact Sheet

Productos más vistos

Artículos más populares