Tricomoniasis: contagio, síntomas, tratamiento y prevención

tricomoniasis sintomas tratamiento y como prevenirla

¿Sabías que hay enfermedades sexuales que pueden hacerte más propenso a contraer VIH? La tricomoniasis es una ETS que, aunque no tiene graves consecuencias para nuestra salud, nos hace más propensos a contraer el virus de inmunodeficiencia humana o VIH por vía sexual. Vale la pena evitar su contagio ¿no lo crees?, sobre todo si tenemos en cuenta que, según la Organización Mundial de la Salud, 143 millones de personas contraen esta infección cada año a nivel mundial[i].

Si eres sexualmente activo, es importante que sepas cómo se contagia la tricomoniasis, cuáles son sus síntomas y tratamiento. Pero, además, es bueno que tengas en cuenta que esta infección puede prevenirse y en este artículo te explicamos cómo para que puedas disfrutar del sexo con el menor riesgo posible.

¿Qué es la tricomoniasis?

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual o ETS causada por el parásito Trichomonas vaginalis. Los síntomas de la enfermedad pueden variar y no son tan evidentes, por ello la mayoría de hombres y mujeres que lo tienen no saben que están infectados.

¿Cómo se contagia la tricomoniasis?

Puede contagiarse en una relación sexual vaginal con una persona que esté infectada. Las mujeres contraen la infección generalmente en la vagina; los hombres normalmente en la uretra.

¿Cuáles son los síntomas y las consecuencias de la tricomoniasis?

Cerca de 7 de cada 10 personas no muestran signos de infección. Si tienen síntomas, suelen aparecer entre cinco días y un mes después de haber contraído la infección.

Los síntomas de la tricomoniasis en mujeres incluyen:

  • El flujo vaginal puede ser de color verde, gris o amarillo.
  • La vagina puede oler mal.
  • La zona infectada o los alrededores puede picar.
  • Dolor mientras se practica el sexo.
  • Dolor al orinar.

Los hombres no suelen tener síntomas, pero cuando aparecen, pueden incluir:

  • Picazón o irritación en el interior del pene.
  • Secreciones o dolor al orinar.

Las consecuencias de la tricomoniasis pueden ser las siguientes:

  • Aumento del riesgo de contraer VIH por vía sexual.
  • En las mujeres embarazadas, la infección aumenta la probabilidad de parto prematuro o de tener un bebé de bajo peso.
  • En los hombres, puede causar infección en la uretra o en la próstata.

Aunque no representa un riesgo grave para nuestra salud, el hecho de que aumente la posibilidad de que podamos contraer VIH durante un contacto sexual, hace que sea importante entender la forma adecuada en la que podemos ayudar a prevenir el contagio.

¿Cómo se diagnostica la tricomoniasis?

Si sospechas que has contraído esta condición es recomendable acudir a un médico, quien deberá hacer pruebas para detectar la tricomoniasis ya que en la mayoría de los casos no hay síntomas. Las pruebas para diagnosticarla se pueden hacer a través de una citología vaginal en el caso de las mujeres o también cogiendo muestras de la uretra o de la orina.

Tratamiento de la tricomoniasis

La tricomoniasis puede curarse con antibióticos y es importante acabar el tratamiento para eliminar por completo la infección. Muchos pacientes no siguen esta recomendación, por eso una de cada cinco personas vuelve a estar infectada tres meses después de haber sido tratados. Es importante que tu pareja reciba también tratamiento y que ambos esperéis entre 7 y 10 días para volver a tener sexo.

¿Cómo prevenir la tricomoniasis?

Es importante tener en cuenta que no existe un método 100% efectivo para prevenir el contagio de tricomoniasis salvo la abstinencia sexual. Si eres sexualmente activo, entonces el condón es el único método anticonceptivo que ayuda a disminuir el riesgo de contagio, pero para ello es importante usarlo siempre en cada relación sexual y durante todo el encuentro para aumentar la posibilidad de protección.

comprar preservativos Durex

Cómpralos ahora

El preservativo puede ayudar a prevenir las infecciones de transmisión sexual, pero es básico entender cómo usar el condón de forma apropiada  y saber lo que es importante tener en cuenta para que el preservativo no se rompa y quedemos expuestos durante el sexo. Otros métodos anticonceptivos, como la píldora, los parches o los espermicidas no pueden ayudar a prevenir el contagio de una ETS.

Recuerda siempre consultar con un médico si tienes dudas. Y no olvides hablar abierta y honestamente con tu pareja si sufres esta enfermedad incluso si no presentas síntomas.

 

[i] World Health Organization, Sexually transmitted infections (STIs) Fact Sheet

Productos más vistos

Artículos más populares