Clamidia: contagio, síntomas, tratamiento y prevención

Clamidia contagio sintomas tratamiento y como prevenirla_Durex

¿Sabías que la clamidia es una infección de trasmisión sexual que puede dejarte estéril si no es diagnosticada y tratada a tiempo? En 2016 la Organización Mundial de la Salud estimó que 131 millones de personas a nivel mundial contraen esta ETS cada año[i] y aunque se trata de una enfermedad sexual frecuente, si no es diagnosticada a tiempo sus consecuencias pueden afectarte para siempre.

Por eso si eres sexualmente activo es importante que sepas qué es, cómo se contagia la clamidia y cuáles son los síntomas y el tratamiento de esta condición, pero, más importante aún, es necesario que sepas cómo prevenir la clamidia y disfrutar de tus encuentros de forma segura.

Sigue leyendo y descúbrelo.

¿Qué es la clamidia?

La clamidia o clamidiasis es la enfermedad sexual bacteriológica más común, presentándose con mayor frecuencia en hombres y en mujeres jóvenes sexualmente activos. Puede aparecer en el recto, la garganta o el cuello del útero en el caso de las mujeres, en el caso de los hombres puede aparecer en la uretra, el recto o la garganta. En ambos sexos esta condición puede ocasionar además un incremento en las infecciones genitales.

Si no se trata, puede producir daños graves e incluso crónicos en el aparato reproductor de la mujer. La infertilidad o los embarazos ectópicos, es decir embarazos en los que el feto crece fuera del útero, son algunas de las consecuencias de la clamidia.

¿Cómo se contagia la clamidia?

Cualquier persona puede contagiarse de clamidia en una relación sexual vaginal, oral o anal con alguien infectado y la mayoría de las personas que tienen la enfermedad no lo saben, pues esta condición puede pasar desapercibida y sin síntomas. En el caso de las embarazadas, esta condición puede infectar también al bebé durante el parto.  

A simple vista resulta imposible saber quién padece clamidia y quien no, por eso es muy importante utilizar el preservativo en cada relación sexual, pues es la única alternativa de reducir el riesgo de contagio si eres sexualmente activo.

¿Cuáles son los síntomas y las consecuencias de la clamidia?

Esta enfermedad no suele presentar señales, por lo que muchas personas no son conscientes de que sufren esta ETS. Sin embargo, cuando lo hace los síntomas son diferentes en hombres y mujeres.

Los síntomas de la clamidia en las mujeres son:

  • Flujo vaginal fuera de lo normal.
  • Ardor al orinar.
  • Dolor o molestias al tener sexo.

Si la infección continúa es posible tener dolor abdominal bajo, ganas de vomitar y fiebre.

Los síntomas de la clamidiasis en hombres son:

  • Secreción del pene.
  • Dolor y ardor al orinar.
  • Ardor o picor alrededor de la uretra.
  • Dolor e inflamación en los testículos.

Si la clamidia no se trata a tiempo tiene consecuencias muy graves en el caso de las mujeres, pues puede causar infertilidad ya que daña el útero y las trompas de Falopio, además de la uretra. Por esta razón, los controles ginecológicos periódicos son importantes para garantizar el bienestar de las mujeres sexualmente activas.

¿Cómo se diagnostica la clamidia?

Esta condición se diagnostica a través de una muestra de orina, en el caso de las mujeres es posible que se necesite además una citología vaginal, por lo que si sospechas que has contraído clamidia es recomendable que acudas a tu ginecólogo.

Tratamiento de la clamidia o clamidiasis

Esta enfermedad de transmisión sexual se trata con antibióticos como la doxiciclina y ceftriaxona. Estos antibióticos curan la infección si se detecta a tiempo, pero no podrán revertir ningún daño que ya se haya causado. Se recomienda evitar el contacto sexual hasta que el tratamiento haya finalizado para evitar propagar la infección.

Además, es muy importante tener en cuenta que solo un profesional sanitario podrá indicar el tratamiento oportuno para una infección por clamidia, por lo que visitar a un médico es imprescindible. 

¿Cómo prevenir la clamidia?

No existe un método 100% efectivo para prevenir el contagio de la clamidia salvo la abstinencia sexual, sin embargo, el sexo con condón es la única alternativa para disminuir el riesgo de contagio si eres sexualmente activo.

Solo el preservativo puede ayudar a prevenir la transmisión de enfermedades e infecciones sexuales, pero para ello es importante saber cómo poner el condón adecuadamente y cómo usarlo para evitar que el mismo se rompa y que quedemos expuestos durante el sexo. Otros métodos anticonceptivos, como la píldora, los parches o los espermicidas, no pueden prevenir el contagio de una ETS.

Recuerda que es importante utilizar el preservativo durante cada relación sexual y en todo el encuentro, de lo contrario podrías quedar expuesto durante el acto sexual.

Consulta siempre con un médico si tienes dudas. Y no olvides hablar abierta y honestamente con tu pareja si sufres esta enfermedad incluso si no presentas síntomas.

 

[i] World Health Organization, Sexually transmitted infections (STIs) Fact Sheet

Productos más vistos

Artículos más populares