¿Por qué se rompe el condón?

Los preservativos no solo son un método anticonceptivo eficaz, sino que además son el único método que nos ayuda a prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual, pero para conseguir estos beneficios, es importante que el mismo no esté roto. Seguro que más de una vez te has preguntado ¿por qué se rompe el condón?

Sigue leyendo, porque en este artículo te explicamos las principales razones que pueden hacer que un preservativo se rompa arruinando la diversión y comprometiendo nuestra seguridad.

Porque los usamos cuando están caducados

Si estás en ello y el único preservativo que encuentras es el que tenías olvidado en el fondo de tu cartera, asegúrate de revisar la fecha de caducidad. Sabemos que es en lo último que piensas mientras tú y tu pareja estáis en plena exaltación, pero las fechas de caducidad están ahí por alguna razón.

Cuando el preservativo alcanza esta fecha, deja de tener efectividad y no debe utilizarse. Si lo usas, corres el riesgo de que el mismo se rompa amenazando la protección que ambos buscan. Si vas a comprar condones para evitar embarazos no deseados y protegerte de las ETS, no tiene mucho sentido que uses uno caducado.

Porque no los guardamos correctamente

Los preservativos deben guardarse en un lugar fresco y seco. Si los dejas en un coche caliente, expuestos al sol o en tu cartera durante meses y meses, los condones pueden dañarse y romperse cuando tu pareja y tú estéis en el mejor momento.

Para asegurarte de que están a salvo de elementos externos, encuentra un lugar en tu habitación que sea oscuro y seco, como una mesa de noche o una cajonera en tu armario, y almacénalos allí. Si decides guardar un condón en tu cartera, asegúrate de no dejarlo ahí mucho tiempo, ya que el preservativo puede romperse por la fricción constante.

Por falta de lubricación

Cuando te preguntes por qué se rompe el condón si lo has almacenado adecuadamente y no lo utilizas cuando está caducado, recuerda que la fricción también puede hacer de las suyas. Si hay mucha fricción durante el sexo, no solo os dolerá a ti y a tu pareja, sino que también puede causar que el preservativo se rompa.

Para mantener intactos tus preservativos, asegúrate de usar lubricante a base de agua, a base de silicona o compra preservativos ya lubricados, como los condones de Durex. Añadir lubricante al sexo garantiza que tu preservativo esté a salvo de la fricción para que ambos podáis disfrutar de un momento íntimo más placentero.

Porque no elegimos bien la talla del condón

Los preservativos vienen en distintas tallas y formas para que resulten más cómodos y permitan la adecuada circulación sanguínea. Si no todos los penes son iguales, ¿por qué todos los condones habrían de serlo?

Si te das cuenta de que un preservativo te aprieta demasiado ten cuidado, pues la fricción y la tensión pueden hacer que se rompa. Prueba con un condón XL o experimentan con varias presentaciones hasta encontrar el que se adecúe mejor a tus necesidades.

Porque no nos ponemos el preservativo adecuadamente

Debes recordar algo muy importante: un condón no es efectivo si no está bien puesto. Cuando lo coloques, hay que bajarlo bien, dejando algo de espacio en la parte de arriba para ayudar a evitar cualquier rotura o desgarro.

Si estás nervioso o demasiado excitado para ponerte bien el preservativo, pide a tu pareja que te ayude, dedicar tiempo a hacerlo correctamente es esencial para evitar que se salga o se desgarre. Y si no sabes por dónde comenzar, consulta nuestro artículo sobre cómo poner un condón para que lo descubras paso a paso.

También vale la pena dejarlo claro: ¡ponerte dos condones no te protegerá más! Todo lo contrario, puede hacer que la experiencia sea molesta para ambos y que la fricción acabe rompiendo los dos preservativos, dejándolos desprotegidos.

Ahora que ya sabes por qué se rompe el condón, evita cometer estos errores comunes y garantiza al máximo encuentros sexuales seguros y placenteros.

Productos más vistos

Artículos más populares