Actualmente podemos encontrar una gran variedad de métodos anticonceptivos para disfrutar de nuestras relaciones sexuales. Pero el único método con el que, además de evitar un embarazo no deseado, también prevenimos el contagio de una ETS, es el preservativo.

Sin embargo, para disfrutar de estas ventajas durante el sexo, es importante que sepamos ponerlo de manera correcta, ya que si se rompe estaremos totalmente desprotegidos. Pero ¿cómo saber si el condón se rompió?

Para evitar la rotura del preservativo, no solo tenemos que saber utilizarlo correctamente, sino que también es importante entender cómo se rompe un condón para que así evitemos todas las circunstancias que puedan aumentar el riesgo de que esto ocurra. 

Sin embargo, si sospechamos que se ha podido estropear durante el sexo, será primordial saber cómo comprobar que el condón no se ha roto. En Durex te explicaremos la forma de hacerlo y las medidas preventivas que deberías seguir si finalmente se ha dado esta situación.

Comprobar que el condón no se ha roto paso a paso

El preservativo es el único método anticonceptivo que nos protege tanto de un embarazo no deseado, con 98 % de eficacia, como de las enfermedades de transmisión sexual, pues usarlo reduce el riesgo de contraer una ETS entre 80 y 90%.

Sin embargo, estos beneficios que nos otorga este producto desaparecen en el momento en el que se produce una rotura. Por ello, a continuación te enseñaremos cómo saber si el condón se ha roto después del sexo con unos sencillos pasos:


Paso 1: Revisa el condón 

En muchos casos, se puede saber si el condón se rompió o no echándole un simple vistazo, ya que las roturas pueden ser evidentes.

Sin embargo, a veces la inspección visual suele ser confusa, puesto que un preservativo puede estar cubierto de líquido en la parte exterior debido al flujo vaginal o al uso de lubricantes. Si no consigues comprobar que el condón no se ha roto a simple vista, sigue leyendo el paso 2.

comprobar si el condón se rompió_Durex

Paso 2: Hacer un nudo

Si el anterior paso no resultó muy esclarecedor, entonces lo primero que debes hacer es anudar el preservativo para comprobar luego si se ha roto o no. Es importante que cuando hagas el nudo dejes un poco de aire en el interior del condón para comprobar su estado, o bien que le añadas un poco de agua para confirmar si hay perdidas.
Además, también tendrás que tener mucha precaución a la hora de hacer el nudo, puesto que podrías rasgar el látex con las uñas y romperlo tú en ese momento.

saber si el condón se rompió_Durex

Paso 3: Verificar finalmente si el condón está roto o no 

Una vez hayamos hecho correctamente el nudo, tendremos que coger el condón con dos dedos y desplazar el aire que habíamos dejado dentro de este hacia abajo.

Si durante este proceso observas que se escapa alguna gota del interior del preservativo, eso significará que se rompió durante el sexo. Cuando hayas terminado de verificar el condón, tíralo a la basura.

comprobar si el condón se rompio

Un preservativo es un método anticonceptivo con un elevado nivel de seguridad y eficacia y la mayoría de roturas de estos productos que se producen en el sexo suelen estar provocadas por un uso inadecuado. Por ello, es muy importante saber colocarse el preservativo de manera adecuada, ya que así evitaremos que se produzcan este tipo de situaciones.

¿Qué hacer cuando se rompe el condón?

Si has seguido los anteriores pasos y has comprobado que el condón se rompió durante el sexo, es recomendable llevar a cabo algunas medidas preventivas que te explicaremos a continuación.

Medidas para prevenir un embarazo no deseado

En el caso de las mujeres, para evitar un embarazo no deseado después de una relación de riesgo, como es el caso de una rotura de condón, la medida preventiva más efectiva es la toma de la píldora del día después, cuyo porcentaje de eficacia será mayor si la tomas durante las primeras 24 horas tras el encuentro sexual en cuestión, reduciendo su efectividad si la consumes tras 48 o 72 horas después.

Leer cuidadosamente las instrucciones del prospecto es muy importante para asegurarte de que estás empleando este método de emergencia de manera adecuada.

Medidas para prevenir una enfermedad de transmisión sexual

Si se te ha roto el condón y crees que estás en riesgo de contraer una enfermedad de trasmisión sexual, o si tu pareja tiene una ETS como la Hepatitis B o VIH, es importante que acudas a un centro sanitario para que te asignen el tratamiento más adecuado para este tipo de casos.

El personal médico te informará de los tratamientos a los que puedes acceder para reducir el riesgo de contagio de una infección de transmisión sexual, pero es recomendable acudir cuanto antes. 

Cómo evitar que se rompa el condón 

Entender cómo se rompe un condón es básico para evitar que ocurra, pues en la mayoría de las ocasiones el material del preservativo se deteriora debido a un uso incorrecto. 

Para evitar que un preservativo se rompa, es importante seguir estas recomendaciones: 

  • No abras el condón con los dientes ni con tijeras u objetos afilados. Los preservativo Durex tienen una pequeña guía en el empaque para que puedas abrirlos con facilidad y de forma segura. 
  • No uses nunca dos condones juntos. En lugar de obtener doble protección generarás fricción, lo que puede hacer que el preservativo se rompa. 
  • No utilices un condón caducado pues hay mayor riesgo de que se rompa. Una vez que el preservativo ha alcanzado su fecha de vencimiento debes desecharlo. 
  • Olvídate de guardar tus preservativos en la billetera o la guantera del coche. Este tipo de ambientes cálidos y con cambios de temperatura pueden acabar deteriorando el preservativo y facilitando su rotura. 
  • Durante el sexo anal, no olvides el lubricante. Aunque nuestros preservativos vienen lubricados, para este tipo de encuentros necesitarás lubricación extra para evitar que la fricción dañe el preservativo.

 

Fuentes: 

Trussell J. Contraceptive failure in the United States. Contraception. 2011 May 1;83(5):397-404.

Eaton EF, Hoesley CJ. Barrier Methods for Human Immunodeficiency Virus Prevention. Infect Dis Clin N Am 2014; 28: 585–599.