Cómo protegerse de una enfermedad de transmisión sexual

cómo protegerse de las ETS _Durex

¿Sabías que el porcentaje de personas diagnosticadas con enfermedades de transmisión sexual está creciendo anualmente? La cifra de personas que actualmente conviven con una ETS ha alarmado a los profesionales de la salud. Además, recientes estudios aseguran que los jóvenes entre 15 y 24 años son los más propensos a contagiarse de una ETS, por lo que resulta fundamental comprender cómo protegerse de una enfermedad de transmisión sexual y las alternativas para evitar su contagio.

A continuación, te explicamos todo lo que debes saber sobre cómo protegerse de una ETS y sus formas de contagio, para que puedas disfrutar del sexo de una forma más segura.

¿Cómo se contagian las ETS?

Las ETS son infecciones que se contagian no solo a través de las relaciones sexuales vaginales, anales u orales, sino también a través del contacto íntimo e incluso al compartir juguetes sexuales. Es esencial tener esto en cuenta, ya que son muchas las personas que desconocen todas las formas de contagio sexual que existen y creen que solo con penetración se puede infectar a alguien.

Las enfermedades de transmisión sexual más comunes y que más se han diagnosticado en los últimos años son la clamidia, el virus de papiloma humano o VPH, la gonorrea, el herpes genital, la sífilis y el VIH. El virus de inmunodeficiencia humana, igual que la Hepatitis B, se puede contagiar también por compartir jeringas infectadas.

Ahora que tienes claro cómo se contagian las ETS, ¿sabes cómo no se contagian? Por supuesto, la única forma en la que puedes evitar completamente el contagio de las ETS es practicando la abstinencia sexual. Sin embargo, si eres sexualmente activo/a, debes saber que haciendo un uso correcto y constante del condón se pueden prevenir las enfermedades venéreas. Existen, además, formas de sexo más seguras que otras: la masturbación mutua o el sexo en seco con la ropa puesta son prácticas menos arriesgadas que la penetración vaginal o anal.

¿Cómo saber si alguien tiene una ETS?

No son pocas las enfermedades de trasmisión sexual que cursan sin síntomas, lo que significa que es prácticamente imposible identificar si alguien está contagiado o no. Por ese motivo, es fundamental ir con cuidado y no arriesgarse nunca a la hora de tener relaciones sexuales.

Hay casos en los que se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Dolor o molestias durante las relaciones sexuales
  • Dolor en la parte baja del abdomen
  • Secreción del pene o bien flujo vaginal inusual
  • Sangrado vaginal
  • Dolor al orinar
  • Llagas o heridas en los genitales o en el recto

Es importante recordar que cada organismo es distinto, por lo que no todos los síntomas se manifestarán de la misma manera en todas las personas afectadas. Hay hombres y mujeres que empiezan a notar síntomas a los pocos días de haber contraído la enfermedad, mientras que, para otras personas, pasan años antes de descubrir que tienen una enfermedad venérea.

Consejos para protegerse de una enfermedad de trasmisión sexual

Para aquellas personas que sean sexualmente activas, el condón es el único método anticonceptivo para prevenir enfermedades venéreas. El uso correcto del preservativo puede reducir las posibilidades de contraer una ETS entre un 80 y 90%[1]. El condón femenino, a su vez, también está indicado para la protección contra las enfermedades de trasmisión sexual y resulta un método anticonceptivo muy efectivo. A continuación, te revelamos algunos consejos para protegerte de una ETS:

  • Utiliza el condón de forma correcta: es decir, haz uso del preservativo a lo largo de todo el acto sexual, ya sea vaginal o anal.
  • Usa protectores bucales para el sexo oral: este método, también llamado barrera bucal, es una película de látex que evita cualquier tipo de contagio durante el sexo oral.
  • Vacúnate: consulta con tu médico la posibilidad de vacunarte contra el VPH y contra la Hepatitis B.

comprar condones online

Cómpralos ahora

Si eres sexualmente activo ¡revísate!

Si eres sexualmente activo, es fundamental que acudas a tu especialista y te realices revisiones médicas periódicamente para descartar cualquier posible infección. Esto es especialmente importante si tienes varias parejas sexuales, ya que el contacto con diversas personas supone un riesgo mayor. Ten en cuenta que la mayoría de ETS pueden tratarse fácilmente y tener un impacto menor en nuestra salud si se detectan a tiempo.

Es de suma importancia que hables de estos temas con tu pareja, ya que el uso del condón es fundamental para no poner en peligro vuestra salud y para mostrar respeto el uno hacia el otro.

 

[1] Eaton EF, Hoesley CJ. Barrier Methods for Human

Immunodeficiency Virus Prevention. Infect Dis Clin N Am 2014; 28: 585–599.

Productos más vistos

Artículos más populares