El dolor durante el sexo de forma esporádica o puntual es una molestia común y son varias las causas que pueden explicarlo. Identificarlas ayuda a prevenir las relaciones sexuales dolorosas y a poder disfrutar del encuentro.

Si quieres conocer las causas de estas molestias esporádicas y descubrir cómo evitar el dolor durante el sexo, sigue leyendo porque aquí abordamos esta situación que nos puede pasar a todas alguna vez.

¿Por qué me duele cuando tengo sexo?

Si te preguntas “¿por qué me duele cuando tengo sexo?”, ten en cuenta que en primer lugar conviene distinguir entre dos tipos de molestias: dolor durante la penetración que se presenta de vez en cuando y dolor que aparece en la penetración ya sea leve o profunda, pero lo hace de forma constante, lo que impide disfrutar del sexo con normalidad. Si el caso es que siempre presentas este tipo de molestias, se recomienda consultar con un ginecólogo para determinar la causa y atenderla de forma apropiada. 

En el caso de que el dolor sea algo puntual y que no siempre te pasa, es recomendable conocer las posibles causas por las que se presenta. Algunas de las más habituales son: 

Falta de lubricación para una penetración suave

La lubricación es necesaria para la actividad sexual, sobre todo para la penetración, ya que favorece el deslizamiento, evitando fricciones molestas. Su carencia es causa muy frecuente de dolor durante las relaciones, por lo que si este es tu caso, no debes avergonzarte.

Hay factores, como la falta de estimulación sexual o de juegos preliminares, que afectan a la lubricación. Para evitar el dolor durante el sexo en este caso, es recomendable conseguir un alto nivel de excitación para ambas partes, con los juegos preliminares, como el sexo oral o el uso de juguetes sexuales, podrás conseguir la lubricación suficiente como para que las penetraciones sean suaves.

Ten en cuenta que además hay cambios hormonales, como los que se pueden producir durante el embarazo o la menopausia, que también afectan a la lubricación natural. El estrés y la falta de concentración durante el acto son otros condicionantes que pueden interferir en la lubricación.

Todas estas situaciones tienen solución y podrás volver a disfrutar del sexo si las atiendes, por eso te invitamos a leer nuestro artículo Sequedad vaginal: causas y cómo aliviarla para que descubras las alternativas según tu caso.

Infecciones vaginales

¿Sabías que las infecciones vaginales pueden causar dolor durante el sexo? Condiciones como la vaginosis bacteriana o la tricomoniasis pueden ocasionar molestias durante la penetración, además de otros síntomas como cambios en el color o el olor del flujo, picor en la vulva o vagina o dolor al orinar.

Y lo más importante que debes saber es que las infecciones vaginales son muy comunes, de hecho, se estima que 75% de las mujeres sufriremos alguna infección vaginal durante nuestra vida. Las infecciones se presentan cuando el pH de nuestra vagina se desequilibra, permitiendo que las bacterias y hongos crezcan y nos causen molestias.

Por eso, si el dolor durante la penetración viene acompañado de otras señales como las mencionadas anteriormente, es importante visitar al ginecólogo para determinar si la infección ha sido causada por una bacteria, hongo o virus y cuál es el tratamiento adecuado. Esto es especialmente importante si se trata de la primera vez que te pasa.

Lesiones pélvicas o vaginales

Por ejemplo, haber pasado por una cirugía pélvica es una de las causas que pueden explicar por qué te duele cuando tienes sexo. Además, en algunos casos, las molestias se deben a una episiotomía realizada en el parto.

El vaginismo, que desencadena espasmos involuntarios en la vagina, es otra condición que puede estar detrás del dolor al tener sexo. Asimismo, otras condiciones como  enfermedades pélvicas o uterinas, experiencias sexuales traumáticas, cistitis o hemorroides también pueden ser responsables del dolor durante las relaciones.

Sii el dolor que sientes es constante y te impide disfrutar de tu vida sexual, solicita cita con tu médico para descubrir la posible causa y el tratamiento necesario.

Cómo evitar el dolor durante el sexo

Si el dolor durante la penetración se presenta de vez en cuando y no está asociado a ninguna enfermedad o lesión, sigue estas recomendaciones para evitarlo y vuelve a disfrutar del sexo:

Utiliza un lubricante íntimo para disfrutar del sexo más suave

Son muchos los beneficios del lubricante íntimo que te ayudarán a disfrutar de penetraciones más placenteras, por eso conviene sumarlo a tus encuentros sexuales. Puedes probar con nuestros Geles de masaje 2 en 1, que lubrican y son ideales para eróticos masajes que hagan subir la temperatura del encuentro, u optar por la gama de lubricantes Naturals, pues son de base acuosa, no contienen colorantes ni perfumes y su fórmula es compatible con el pH vaginal. Funcionan hidratando la zona, lo que proporciona un contacto suave y cómodo.

comprar lubricantes Durex

Cumplen con la normativa de productos sanitarios 

¡Encuentra el lubricante ideal para ti!

Si sospechas de una infección, visita al ginecólogo cuanto antes

Secreción abundante con mal olor o color diferente, picor o molestias al orinar son síntomas que hacen necesario acudir a un profesional, es decir, a un médico ginecólogo porque pueden indicar una infección que es necesario tratar cuanto antes.

Mantén una rutina de higiene íntima que ayude a cuidar tu pH

El origen de las infecciones vaginales es un pH desequilibrado, de ahí la importancia de seguir una rutina de higiene íntima que lo mantenga balanceado. Para ello, te recomendamos seguir estos consejos:

  • Usa productos de higiene especiales para la zona vaginal, que ayuden a mantener el pH equilibrado.
  • Evita darte duchas vaginales a menos que tu médico lo indique. Tampoco es recomendable ponerte desodorantes íntimos o productos no formulados para esta zona. 
  • No permanezcas con prendas íntimas mojadas puestas durante mucho tiempo y evita las prendas muy ajustada en esta zona.
  • Opta por bragas de algodón porque favorecen la transpiración.

La gama de Durex Íntima Protect ha sido especialmente desarrollada para la delicada zona íntima, con productos que ayudan a equilibrar el pH vaginal para proporcionar el cuidado que esta área necesita. Compuesta por un gel equilibrante, un lubricante, un gel íntimo refrescante y otro calmante y unas toallitas íntimas, esta línea de productos para el cuidado vaginal proactivo te ayudará a controlar las molestias ocasionadas por la pérdida de balance y a mantener la zona limpia. 

durex intima protect

Cumplen con la normativa de productos sanitarios 

Descubre nuestra gama de cuidado vaginal

Disfruta de tu cuerpo para que puedas disfrutar del sexo

Las relaciones serán mejores si conoces tu cuerpo, así que autoexplórate e identifica tus zonas más erógenas para disfrutar del sexo en pareja.

Si ninguna de las recomendaciones anteriores funciona o sientes con mucha frecuencia dolor durante las relaciones sexuales, de forma que afecta la calidad del sexo y la relación con tu pareja, es importante que consultes con un especialista.

 

Fuentes: