Para una óptima salud íntima es muy importante regular el pH vaginal, esto permite mantener la cantidad correcta de bacterias saludables que componen la flora vaginal, impidiendo la proliferación de hongos y patógenos que pueden conducir a infecciones vaginales.

Una buena salud vaginal impacta además en nuestro bienestar sexual, permitiéndonos disfrutar de nuestros encuentros sin molestias como las que se producen debido a la sequedad, los cambios en el flujo o el picor.

Por esta razón la mayoría de las mujeres aseguran que la salud vaginal impacta indirectamente en sus niveles de confianza, humor, libido, disfrute sexual y productividad durante el día.

Mantener un pH equilibrado es fundamental para evitar problemas de salud íntima. Pero ¿sabes cómo regular el pH vaginal? En este artículo te lo explicamos en detalle.

¿Qué es el pH vaginal?

El pH es un valor que oscila entre 0 y 14 e indica la acidez o la alcalinidad de un medio, en este caso, de la vagina. El pH óptimo de la vagina se encuentra entre 3,5 y 4,5, aunque sufre variaciones en función de la etapa vital de la mujer, pudiendo cambiar durante períodos como la adolescencia, el embarazo o la menopausia.

¿Por qué es importante tener un pH íntimo equilibrado?

Cuando el pH vaginal está en equilibrio se mantiene el balance del conjunto de bacterias que viven en el interior de la vagina y constituyen su flora natural. La flora vaginal está compuesta principalmente por lactobacilos, que se caracterizan por su efecto protector ante los diferentes patógenos que llegan a la vagina.

Así, regular el pH vaginal ayuda a la población de lactobacilos. Por eso, si el mismo se altera esta población se ve afectada, lo que puede favorecer la proliferación de patógenos que pueden ocasionar infecciones vaginales como la vaginosis bacteriana, la candidiasis y la tricomoniasis.

Este tipo de condiciones son más frecuentes de lo que piensas. Se estima que 75% de las mujeres sufriremos alguna infección vaginal a lo largo de nuestra vida, y el pH vaginal desequilibrado es la causa principal de estas condiciones.

Además, regular el pH íntimo evita la aparición de molestias como picor, ardor, irritación, enrojecimiento o sequedad y ayuda a evitar infecciones, haciéndonos sentir bien y cómodas tanto en el día a día como en la intimidad sexual.

Factores que pueden alterar el pH vaginal

El equilibrio del pH vaginal depende en gran medida de una serie de factores externos, por eso algunos de nuestros hábitos cotidianos sin que lo sepamos pueden impactar en su correcto balance.

Estos son algunos de los factores que pueden alterarlo:

  • Duchas vaginales: consisten en irrigar en el interior de la vagina soluciones medicadas o agua, sin embargo, este hábito no siempre es beneficioso. Estas duchas pueden modificar el pH y destruir la flora vaginal, haciendo que los patógenos tengan más oportunidad de desarrollarse, por lo que solo hay que usarlas bajo indicación médica.
  • Productos perfumados: los talcos, compresas o papel higiénico perfumados no son adecuados para la delicada zona íntima, pues pueden llegar a alterar su equilibrio y dar lugar a molestos síntomas.
  • Toma de antibióticos sin supervision: el consumo de antibióticos de forma prolongada o frecuente puede afectar la flora vaginal. Por ello y por otras razones, no se aconseja tomar antibióticos sin prescripción médica ni excederse del tiempo indicado del tratamiento.

Señales de que el pH íntimo está desequilibrado

Cualquier factor que afecte su balance puede desencadenar síntomas de mayor o menor intensidad. Estos son signos de un pH íntimo desequilibrado:

  • Modificaciones en el flujo vaginal como cambios en el color, olor o textura
  • Picor íntimo
  • Escozor
  • Sequedad vaginal
  • Molestias al orinar
  • Molestias al mantener relaciones sexuales

Cualquiera de estos signos es indicativo de la necesidad de regular el pH vaginal mediante un tratamiento que siempre tendrá que prescribir un profesional.

Cómo regular el pH vaginal

Estas son las recomendaciones básicas para mantener una flora vaginal sana y prevenir molestias íntimas:

Usa productos especiales para la higiene íntima

Es recomendable optar por un gel íntimo especialmente desarrollado para esta zona y dermatológicamente testado, que sea hipoalergénico y ayude a equilibrar el pH vaginal, limpiar y refrescar la zona.

El Gel Íntimo Calmante y el  Gel Íntimo Refrescante de la gama de cuidado vaginal Durex Intima Protect ayudan a calmar las molestias y el mal olor ocasionados por la pérdida de balance al tiempo que mantienen la higiene de la zona. Y cuando no estés en casa, puedes optar por las Toallitas 2 en 1, que refrescan la zona y calman las molestias estés donde estés.

productos para el cuidado vaginal

Cumplen con la normativa de productos sanitarios

Descubre la gama de cuidado vaginal de Durex

Incorpora los prebióticos a tu rutina

Los prebióticos son alimento para las bacterias beneficiosas de la microbiota tanto intestinal como vaginal, por lo que su consumo contribuye a regular el pH íntimo.

Por eso es recomendable añadir a tu dieta ingredientes como la avena, los cereales, la cebolla, el ajo, las alcachofas o las legumbres. Además, hay productos íntimos con prebióticos que pueden aplicarse directamente en la zona para favorecer el balance de la flora bacteriana, como los de la línea de Durex Íntima Protect. 

No utilices duchas vaginales o productos no apropiados 

Como hemos indicado antes, las duchas vaginales y los productos no indicados para la zona no favorecen la higiene, sino que pueden resultar contraproducentes. Por esta razón, para la higiene íntima diaria es recomendable usar productos aptos para esta zona, neutros y dermatológicamente testados.

Además, opta por papel higiénico y compresas sin perfume y evita aplicar cosméticos como los polvos de talco en esta área.

Cuida la higiene de la zona vaginal

Tras orinar, límpiate siempre de adelante hacia atrás. También hay que secarse completamente tras la ducha, no usar prendas mojadas por mucho tiempo y cambiar la ropa íntima si sudamos mucho, ya que la humedad excesiva favorece la proliferación de hongos que pueden dar origen a la candidiasis vaginal.

Utiliza ropa íntima de algodón

El algodón es un material que permite la correcta transpiración de la zona íntima, por eso se recomienda su uso en prendas íntimas. 

Ahora que ya sabes qué tener en cuenta para regular el pH vaginal, sigue estas recomendaciones y cuida tu salud íntima  y sexual día a día.

 

Fuentes:

  • InSites Consulting. “Project Frida”. June 14, 2018
  • IP New Template, May 2017, RB internal document
  • Bupa, Common vaginal infections