como aliviar la sequedad vaginal

Las señales de sequedad vaginal pueden aparecer en cualquier momento de la vida, especialmente cuando se presentan cambios hormonales.

Las molestias que esta condición ocasiona pueden afectar nuestra comodidad íntima y las relaciones de pareja, por ello, es importante atender esta condición de forma adecuada para garantizar nuestro bienestar íntimo.

A continuación, te explicamos los síntomas, causas y tratamiento de la sequedad vaginal.

Síntomas de sequedad vaginal: señales a las que prestar atención

Existen varios factores que ayudan a mantener una buena salud vaginal, como la flora y la mucosidad o flujo.

En una vagina sin sequedad, la pared vaginal, que está recubierta por la mucosa, produce un lubricante natural o flujo que ayuda a mantener toda el área hidratada. A su vez, la flora vaginal protege la zona de forma natural. El desequilibrio de uno o de los dos elementos es lo que produce la sequedad en la zona vaginal.

Pero ¿cuáles son los síntomas de sequedad vaginal? La señal más habitual se presenta al tener relaciones sexuales. Durante una relación sexual con penetración, es importante tener la vagina bien lubricada para que no haya una fricción fuerte, en caso de que no se produzca fluido en la mucosa vaginal, la relación sexual será molesta.

Aun así, no es la única señal que debe alertarnos sobre la sequedad íntima. Es posible que notes otros signos, como:

  • Inflamación.
  • Picor
  • Irritación.
  • Sensibilidad molesta en la zona íntima.

¿Por qué tengo sequedad vaginal?

Las posibles causas de la sequedad vaginal son diversas. Los cambios hormonales, la toma de algunos medicamentos o el uso de productos perfumados o con alcohol en esta zona pueden afectar a la flora vaginal y, por tanto, a la lubricación.

Estos son algunos de los detonantes de la sequedad íntima más frecuentes:

Cambios hormonales

A lo largo de su vida, la mujer sufre diversos cambios hormonales que, entre otras cosas, pueden producir sequedad vaginal.

Estos cambios se presentan durante etapas como la pubertad, el embarazo, la lactancia, la menopausia o después de una histerectomía, por lo tanto durante cualquiera de estas etapas es posible que la lubricación íntima se vea afectada.

Uso de ciertos medicamentos

Esta afección también puede estar producida por el consumo de medicamentos o el uso de ciertos productos que pueden afectar al pH natural vaginal.

Los antidepresivos, los antibióticos, los anticonceptivos hormonales o ciertos tratamientos específicos contra el cáncer, son algunos de los productos o medicamentos que pueden alterar la zona íntima.

Jabones perfumados y duchas vaginales

Las duchas vaginales o el uso continuado de algunos productos cosméticos en la zona íntima, como jabones perfumados y con alcohol, también puede hacer que el pH natural se vea alterado y se produzca sequedad.

Cómo aliviar la sequedad vaginal

Aliviar la sequedad vaginal es una prioridad para evitar la molestia en la zona, por ello es recomendable conocer los tratamientos que tenemos a nuestra disposición para conseguirlo.

Usa un lubricante íntimo, preferiblemente con prebióticos

Usar un lubricante íntimo ayuda a hidratar la zona, algo muy importante durante las relaciones sexuales. La hidratación permitirá una mayor elasticidad de la mucosa, especialmente si el gel contiene prebióticos, ya que se favorece el equilibrio del pH vaginal, mejorando la salud íntima y las relaciones íntimas.

El lubricante Durex Naturals H2O está elaborado con ingredientes 100% naturales y además incluye prebióticos, favoreciendo las relaciones íntimas más suaves y ayudando a mantener el balance de la flora vaginal.

lubricante con prebióticos Durex

Cómpralo ahora

Cumple con la normativa de productos sanitarios

Aplica un gel hidratante a diario

Existen geles hidratantes específicas para la zona vaginal que la mantienen bien hidratada, al contener una gran cantidad de agua. Además, también ayudan a mejorar su pH natural, por lo que ayudan a prevenir infecciones y otras molestias en la zona.

Usa jabones específicos y mantén una buena higiene íntima

En muchas ocasiones usamos jabones no específicos para lavar la zona íntima, los cuales provocan una gran sequedad. Por ello, es necesario que escojas un gel de higiene íntima que ayude a mantener el pH natural y lo uses de forma diaria al lavarte.

Ten en cuenta que una correcta higiene íntima te ayudará a reducir las molestias debido a la sequedad de la zona vaginal y aprevenir que esta reaparezca.

Si las molestias siguen siendo muy intensas después de usar estos productos, te recomendamos que acudas al ginecólogo.

Consejos para reducir la sequedad vaginal

Además de lo anterior, también puedes seguir estas pautas para aliviar y evitar la sequedad vaginal:

  • Bebe una cantidad de agua adecuada a lo largo del día.
  • Evita el tabaco y el alcohol ya que, al disminuir los estrógenos, aumentan la sequedad.
  • Dedica tiempo a los preliminares en tus encuentros sexuales, estos son esenciales para favorecer la excitación y por tanto mejorar la lubricación vaginal.
  • No uses productos de higiene íntima que resequen la zona, como jabones con perfumes o alcohol, toallitas íntimas perfumadas, etc. Lo mejor es elegir productos de higiene especialmente diseñados para la zona íntima y dermatológicamente testados.
  • No uses ropa íntima muy ajustada o de materiales que no transpiren. Lo recomendable es optar por prendas de algodón para permitir la adecuada transpiración de la esta zona.
  • Si tras la ingesta de anticonceptivos hormonales notas cambios en tu lubricación íntima, consulta a tu ginecólogo. Del mismo modo, no se recomienda ingerir antibióticos sin supervisión médica.

 

Fuentes:

Artículos similares

Qué cosas puedo usar como condón

Son muchas las personas que se preguntan "qué cosas puedo usar como condón" en sustitución del preservativo de venta en el mercado. El deseo de en...
Leer más

Lubricante a base de agua: para qué sirve y cómo usarlo

Cumple con la normativa de productos sanitarios Durante el ciclo menstrual los niveles de lubricación varían, por lo que nuestra lubricación natur...
Leer más