Las posiciones sexuales basicas

Las posiciones sexuales basicas

Todo el mundo tiene su postura favorita, desde la más simple hasta la más acrobática. Sin embargo, la verdad es que no hay posturas mágicas que funcionen bien siempre, y puedes alcanzar el orgasmo probando cosas nuevas. El cuerpo de cada uno es diferente y no todo el mundo disfruta del mismo tipo de sexo, así que la “mejor” postura es aquella que descubráis en pareja, pero el camino puede ser tan divertido como la meta. En este proceso puedes aprender más acerca de lo que le gusta a cada uno, abriendo así nuevos caminos excitantes para experimentar. Aquí tienes algunas de las posturas más sencillas.

Cara a Cara

Hay varias posiciones sexuales en las que uno de los dos se coloca encima del otro cara a cara. La persona que se coloca arriba puede tener sus piernas entre las piernas de la otra persona, o se pueden entrelazar las piernas y frotar los cuerpos entre ellos para tener distintas opciones– tal vez utilizando las manos también.

Los beneficios de esta postura son:

  • Dado que el contacto visual es importante para practicar un mejor sexo, el misionero facilita el mejor ángulo para el acercamiento, las sonrisas, las miradas y los gemidos. 
  • En esta postura también puedes interpretar las expresiones faciales de tu pareja y descubrir qué le gusta a través de sus reacciones. A veces la mejor comunicación es física.
  • Dependiendo de lo que quiera tu pareja, puedes ir despacio o aumentar el ritmo para tener un sexo más intenso.

Una idea divertida para la persona que penetra es mantenerse encima para cambiar ligeramente el ángulo y la profundidad de entrada. El que esté abajo puede enroscar sus piernas alrededor de su pareja o levantarlas para que la penetración sea más profunda.

Sentado A Horcajadas:

Uno de los dos se sienta encima del otro con sus piernas a horcajadas a los lados del cuerpo de su pareja. Esta postura permite que la persona que está encima pueda guiar a la otra y que entre los dos mantengan el equilibrio y puedan tocarse.

Los beneficios son:

  • La persona que está arriba tiene el control de la velocidad y la profundidad de la penetración. 
  • Tener el control total sobre el movimiento puede hacer que el sexo sea más fácil. Y la persona que está abajo tiene la oportunidad de admirar y apreciar el cuerpo del otro. 
  • Al estar arriba puedes encontrar el ángulo correcto y la postura que te vaya mejor. Muchas mujeres descubren que consiguen una estimulación clitoriana mejor en esta postura.
  •  Si quieres admirar el cuerpo del otro no hay ninguna postura mejor. Puedes llegar a sentir una conexión emocional más fuerte al miraros a los ojos.
  • Puedes acariciar los pechos y el cuerpo del otro con facilidad al tener los brazos libres.
  • Te anima a jugar con tu pareja. Al sentir el clítoris o el pene de tu pareja sube el nivel de excitación.

Por detrás

Esta postura permite una penetración profunda y te ofrece otro punto de vista para contemplar el cuerpo de tu pareja. Puede ser intenso y provocar orgasmos casi explosivos. Aunque es intensa, esta postura es la favorita de mucha gente porque permite concentrarse en su propia experiencia y placer. Esta postura también se conoce como “el perrito”.

Los beneficios de esta postura son:

  • Permite una penetración más profunda que puede ayudar a llegar al orgasmo..
  • Es más fácil moverse por lo que el coito puede ser mucho más rápido e intenso. 
  • El ángulo de entrada puede ser mucho más cómodo para alguna gente. 
  • Puede traer energía y entusiasmo a tu dormitorio.
  • Las variaciones de esta postura también permiten cambios fáciles a otros ángulos y posturas.

Productos más vistos

Artículos más populares