No dejes que el sexo anal sea un tabú para ti y tú pareja. Si quieres experimentar con esta práctica, lo mejor es conocer todos los que consejos que te ayudarán a disfrutar del encuentro al máximo, sin molestias y con todo el placer que buscas.

Por eso, en este artículo te explicamos las mejores posturas para el sexo anal y las recomendaciones para disfrutarlo y convertirlo en una experiencia inolvidable.

Consejos para estimular la zona anal

Para disfrutar del sexo anal al máximo, lo más importante es la estimulación previa y la relajación. El ano es más estrecho que la vagina, por lo que se produce una mayor fricción, que será placentera si existe estimulación previa, de lo contrario, podrías sentir dolor.

Por lo tanto, no olvides incluir esta zona en los juegos previos a la penetración. Puedes ayudarte de juguetes sexuales, los hay específicos para el ano que favorecen su dilatación. Además, ten en cuenta estas recomendaciones:

  • Sin prisas: dedícale tiempo a estimular todo el cuerpo y realiza la penetración poco a poco, parando y volviendo a retomar las veces que sea necesario. La doble estimulación suele ser clave, es decir, acompaña el sexo anal de masturbación genital.
  • Lubricación: el ano no cuenta con la lubricación natural de la vagina, por eso, es recomendable utilizar siempre un lubricante preferiblemente a base de silicona para que la fricción no moleste. En nuestro artículo Qué lubricante usar para el sexo anal te damos todos los detalles para que encuentres el más adecuado.
  • Suavidad: evita maniobras bruscas que pueden lastimar, ya que las paredes del ano no son tan flexibles como las de la vagina. Haz movimientos delicados.
  • Higiene: una buena higiene es importante tanto antes como después de la penetración anal. Incluye una ducha juntos como parte de los juegos previos, evita pasar del ano a la vagina para prevenir infecciones y cambia de condón si lo haces.
  • Confianza: el sexo anal tiene que ser consensuado por la pareja, ambos debéis sentiros a gusto y relajados y parar en caso contrario. Si sientes dudas acerca de esta práctica y aún no te animas a dar el paso a la penetración, puedes probar con algunos juguetes sexuales anales para disfrutarlo, ya sea en solitario o con tu pareja.

Aquí puedes leer más información: Cómo prepararse para el sexo anal.

Posturas sexuales para el sexo anal que debes probar

Hay varias posiciones para el sexo anal recomendables porque facilitan la penetración. No tengas miedo de experimentar y escoger la más cómoda y placentera para ti. Algunas de las alternativas son:

El perrito

Es muy conocida y sencilla. Una persona se coloca a cuatro patas o de rodillas con los brazos y la cabeza apoyada mientras la otra, que tiene las manos y la boca libres, se sitúa de rodillas por detrás. La penetración es muy profunda, lo que puede ser molesto al principio.

Lateral

Esta posición permite un mayor control de la profundidad de la penetración. Túmbate de lado y tu pareja deberá estar también de lado detrás de ti. Separa las piernas y coloca la pierna superior hacia atrás, sobre tu pareja. Ambos tendréis las manos libres para acariciar.

Boca abajo

Consiste en que la pareja se tumbe boca abajo, una persona encima de la otra, esta postura también permite control de la penetración y un buen disfrute del acto. Para mayor comodidad, se recomienda que quien esté abajo se coloque una almohada o cojín en la zona del vientre, de este modo contará con una ligera elevación sin ser tan alta como el perrito.

Cabalgando

Un miembro de la pareja se tumba boca arriba mientras que el otro se sienta encima, facilitando la penetración y controlando su intensidad. Ambos tienen libertad para tocarse.

Al borde

Puedes escoger una cama o una mesa. Una persona se sitúa justo en el borde con las rodillas flexionadas sobre su cuerpo o hacia los lados. La otra está de pie y tiene sus manos libres para estimular todavía más a su pareja.

De pie

Es como la postura boca arriba, pero de pie, con lo que es más sencillo mantener el equilibrio y los movimientos de los dos.

Lubricante para el sexo anal. ¿Sí o no? ¡Siempre sí!

Es muy importante usar lubricante para practicar sexo anal y es mejor que escojas uno a base de silicona. Los de base acuosa se evaporan con mayor rapidez. Prueba Durex Play lubricante Eternal, que incrementa tu placer y la duración de tus relaciones. Entre sus beneficios, destaca lo fácil que es de aplicar y su efecto prolongado, de hecho, es el lubricante más duradero de la gama Durex. Esto hace que consigas un placer muy intenso.

lubricante sexo anal

Cómpralo ahora

Además, es compatible con el uso de cualquier condón de Durex porque no hay que renunciar al sexo más seguro. Al ser de base de silicona, dura hasta tres veces más que un lubricante de base acuosa y también puedes utilizarlo para el sexo vaginal y oral.

¿Debo usar condón durante el sexo anal? ¡Sí!

¡Siempre! Es fundamental usar el preservativo en todas tus relaciones sexuales. Muchas veces se piensa que el condón no se necesita si solo se va a practicar sexo anal, esto es porque el preservativo se asocia únicamente a la prevención de embarazos no deseados, pero no hay que olvidar que el condón es fundamental también para reducir el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual o ETS.

Estas se contagian mediante el contacto y el intercambio de fluidos que se produce en todas las relaciones sexuales, ya sean anales, vaginales u orales. Es especialmente importante que siempre te protejas con el condón si tienes muchas parejas sexuales, pues estarás más expuesto a estos contagios.

condones para el sexo anal

Descubre nuestra gama de condones