Son muchos los hombres que piensan que el condón afecta el sexo, por eso en ocasiones evitan utilizarlo al no sentirse cómodos con el preservativo. Pero la mayor parte de las veces el problema está en no saber elegir el tipo de condón adecuado para la forma del pene, y es que cada uno es diferente ¿por qué usar solo un tipo de preservativo entonces? 

Si el condón no te queda bien es normal que no disfrutes del sexo al 100% y que pienses que la mejor opción es simplemente no usarlo. Pero no olvides que, además de prevenir un embarazo no deseado, este método es el único que ayuda a reducir el riesgo de contraer una ETS

Si no te preocupas por elegir un buen preservativo puede que seas más vulnerable a la hora de prevenir un embarazo o una enfermedad de transmisión sexual. Por eso, no te pierdas el siguiente repaso de los problemas más comunes relacionados con el tamaño del condón y cómo solucionarlos. 

El condón me aprieta 

Aunque los condones están diseñados para adaptarse al pene, si al usarlo lo sientes muy ajustado hasta el punto de que te causa molestias, es normal que no te encuentres a gusto. Un preservativo debería ser ajustado, pero no apretar. Si este es tu problema, lo que ocurre es que estás eligiendo un preservativo muy estrecho para tu pene y, por tanto, debes optar por uno de mayor anchura nominal.

En Durex contamos con preservativos de tres anchuras nominales distintas: 

- 52mm, para un contacto mayor. En esta gama encontrarás preservativos como Durex Invisible Extra Lubricado y  Extra Sensitivo, los condones más finos de la marca.  

- 56mm, la anchura estándar de gran parte de nuestra gama de preservativos. Los condones estándar de Durex, como el Natural Confort, el Real Feel, el Sensitivo Suave o el Placer Prolongado cuentan con esta anchura nominal. 

- 57mm, para aquellos que necesitan un poco más de espacio. Si todo lo que has probado hasta ahora te aprieta demasiado, es posible que  Durex Natural XL sea el preservativo ideal para ti.  

Fíjate en la anchura nominal de los últimos condones que has usado y que te molestan, y elige unos de mayor diámetro para poder disfrutar de un encuentro cómodo y mucho más placentero. 

El condón me queda flojo

Una de las causas más frecuentes por las que se sale el condón es que el preservativo te quede demasiado flojo. Esto no solo puede ser molesto, sino que además puede dejaros a ti y a tu pareja desprotegidos.

En estos casos lo mejor es elegir un condón con una anchura nominal menor. Prueba con los de 52mm de nuestra gama, como el Durex Sensitivo Contacto Total  o la gama de Invisible Extra Lubricado y Extra Sensitivo. 

comprar condones pequeños

Cómpralo ahora

El preservativo es muy corto

Por otra parte, si el preservativo es demasiado corto cuando está completamente colocado, lógicamente también aumenta el riesgo de embarazo y de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

El condón debe ir desde la base del pene hasta la punta, dejando un pequeño espacio entre el pene y el preservativo para el esperma. Si el preservativo que estás usando no te permite cubrirte hasta la base, es importante buscar uno que sea más largo para que abarque tu miembro por completo. 

cómo ponerte el condón

El condón me irrita 

Si al usar el preservativo experimentas molestias en tus genitales como irritación, picor, enrojecimiento o erupción, es posible que seas alérgico al látex. En nuestro artículo Síntomas de la alergia al látex te explicamos más acerca de esta condición y sus señales. 

La buena noticia es que existen preservativos elaborados en otros materiales que aportan la misma seguridad que el látex, como es el caso del poliisopreno. Contamos con dos alternativas libres de este material, Durex Real Feel y Durex Sin Látex, experimenta con ellos y si las molestias desaparecen podrás comenzar a disfrutar de un sexo placentero y más seguro. 

condones sin látex

Cumplen con la normativa de productos sanitarios 

Descubre nuestros condones sin látex

El preservativo es demasiado largo

Teniendo en cuenta la gran variedad de tamaños de pene, los condones suelen ser un par de centímetros más largos que el tamaño medio. En este sentido, que el condón sea muy largo no es un problema ya que lo que sobra debería quedar enrollado en la base. 

Como hay soluciones para todos los problemas, todos estos inconvenientes no deberían afectar a tu destreza para practicar sexo correctamente, pues solo basta con encontrar el preservativo con el tamaño adecuado para ti

¡Esperamos haberte ayudado a lograrlo!