Mejor Sexo Oral: como satisfacer a tu pareja con la lengua

Mejor Sexo Oral: como satisfacer a tu pareja con la lengua

Usar todas las partes de tu cuerpo para ponerle la piel de gallina a tu pareja es también un punto clave para disfrutar de un mejor sexo oral. Porque está claro que todos los cinco sentidos son importantes de cara a estrechar lazos con la persona que tienes a tu lado. En este artículo le daremos más importancia al sentido del gusto y te explicaremos algunos trucos para usar tu lengua como nunca antes.

Besos

Ya sea besando simplemente la mano o disfrutando de un beso más intenso, parece que lograr el mejor beso depende de muchos factores entre los que se encuentran el humor, el contexto y la pasión. En este sentido, un simple beso sin lengua puede ser el mejor modo de empezar antes de probar suerte con otras variedades de sexo oral entre las que se incluye el famoso “beso francés”. Porque recuerda que hay más besos que los que se dan en la boca. El cuello, la clavícula y las orejas son también zonas sensibles que se merecen nuestra atención.

Tonteo

Usar la lengua para jugar por las partes más sensibles del cuerpo de tu pareja puede hacer que se vuelva loco/a, algo incluso más divertido para aquellos que prefieren el control. Y es que un tonteo respaldado por la lengua en los genitales, el cuello o la V de la otra persona puede ayudaros a descubrir nuevos puntos erógenos. El ritmo en el sexo oral es importante, por lo que te recomendamos alternar entre movimientos rápidos y lentos para aumentar la excitación.

Lametón

Como afortunadamente tu lengua está ya lubricada, puedes usarla en cualquier parte del cuerpo de tu pareja. Para empezar lleva a cabo unos movimientos largos, lentos y suaves, pero poco a poco comienza a estimular aquellas zonas de su cuerpo más sensibles. Por ejemplo, la parte trasera de su cuello, el pecho (para él y para ella), o incluso debajo de la manzana de Adán (para él) y entre los dedos de los pies (para ella). Eso sí, lo mejor de todo es soplar en la piel que ya has lamido anteriormente para de esta forma estimular los nervios con un poco de aire frío. Es igualmente efectivo tanto en las orejas como en los pechos.

Si quieres seguir satisfaciendo a tu pareja con la lengua también puedes recurrir a alguna posición sexual recurrente. Túmbate entre los muslos de la chica y empieza a hacerte un experto en sexo oral jugando con el punto U (entre en clítoris y la entrada de la vagina). Su clítoris es la parte más sensible, por lo tanto hazle alcanzar el clímax moviendo la lengua en círculos hacia el centro.

En el caso del chico, el glande (o área entre el pene y el capullo) es la parte más sensible de todas, por lo que lamer y soplar en esta zona le otorgará una sensación de frío y calor muy placentera. En definitiva, no dudes en poner en práctica estos consejos para disfrutar del mejor sexo con tu pareja. 

Productos más vistos

Artículos más populares