¿Te gustaría saber cómo masturbar a tu chico y que le guste? Has llegado al lugar indicado. Aunque, lógicamente, la masturbación es algo que tu chico puede hacer solo, seguro que apreciará que, si te apetece, sepas masturbarlo como a él más le gusta. Recuerda que los gustos de cada persona son un mundo, pero una buena manera de conocer los de tu pareja es participar en su masturbación e incluirla como parte de los juegos preliminares o como relación sexual en sí misma. A continuación, te compartimos algunos consejos a tener en cuenta para hacer disfrutar a tu pareja de una masturbación excitante. (1) (2)

Comunícate con tu pareja

Se puede decir que lo principal en una pareja es la comunicación y que el plano de la intimidad sexual no es una excepción. Hablar de qué nos gusta más o menos con nuestra pareja nos permite conocer mejor sus gustos sexuales, saber qué es lo que más le excita y qué técnicas puedes utilizar para aumentar su placer. Además, hablar abiertamente del tema puede ayudar a construir y a mejorar la confianza entre los dos y puede aumentar la satisfacción de ambos durante la masturbación.

Crea un ambiente caliente

Otro consejo que te damos es que cuides el ambiente, ya que puede jugar un papel clave durante la masturbación, ayudando a despertar diferentes sensaciones. Por ejemplo, puedes poner una luz tenue, velas o música, elementos que pueden ayudar a elevar el nivel de excitación y de compenetración con la pareja.

Usa lubricante

Cuando están excitados, los hombres producen un líquido que se conoce con el nombre de líquido preseminal, que puede facilitar el deslizamiento para la masturbación. Aun así, puedes incorporar una pequeña cantidad de lubricante para que la masturbación sea todavía más placentera y excitante.

Aplicar el lubricante o probar diferentes variedades puede formar parte del juego sexual y aumentar la excitación y la intensidad del placer gracias a su tacto suave y resbaladizo. Frecuentemente se asocia el lubricante a la penetración anal, pero tiene muchos más usos y también puede ser un gran aliado para la masturbación.                                                                                   

Comienza suave y aumenta progresivamente

Pasando a la parte práctica de los consejos que te damos sobre cómo masturbar a tu chico, puedes comenzar la masturbación poco a poco e ir incrementando el ritmo a medida que avance la excitación. De hecho, puedes empezar estimulando, no directamente el pene, sino las zonas a su alrededor. Cuando la excitación aumente, se puede pasar estimular directamente el pene. Prueba de comenzar con movimientos lentos para ir aumentando la velocidad poco a poco, fijándote siempre en la reacción de tu pareja para ir ajustándote a lo que le gusta más o menos. La misma progresión puedes seguir en cuanto a la intensidad. Explora con cuidado hasta encontrar la que más disfrute tu pareja.

Prueba diferentes técnicas

Además, para mejorar esta experiencia sexual compartida, puedes probar diferentes movimientos e ir alternándolos a lo largo de la masturbación. No solo es posible experimentar con distintos movimientos, también es muy excitante probar varias velocidades y técnicas como, por ejemplo, usar una o las dos manos o estimular directamente el pene con distintas partes del cuerpo, modificar posturas, etc. El límite lo pone vuestra imaginación y vale todo los que os guste a los dos y ayude a que el placer se dispare. 

Stop and go

Como ejemplo de técnica de masturbación que suele funcionar muy bien, se puede probar la llamada stop and go. Consiste en que, justo cuando tu pareja esté a punto de eyacular, te avise para que dejes de masturbarlo inmediatamente. Para y, al cabo de muy poco, reinicia la masturbación despacio y vuelve a aumentar el ritmo progresivamente. Puedes empezar y parar las veces que quieras. Quizás te resulte complicado frenar en un momento de máxima excitación, pero vale la pena probarlo. Cuantas más veces pares y reinicies, mayor será la eyaculación.

Explora otras zonas erógenas

Aunque acostumbramos a poner toda nuestra atención en el pene, sobre todo cuando se habla de masturbación, lo cierto es que el cuerpo masculino tiene otras zonas erógenas que se pueden estimular también durante la masturbación. Por ejemplo, mientras acaricias el pene o antes, prueba estimular zonas como los testículos, el perineo, que es una parte del cuerpo especialmente sensible que va de los testículos hacia el ano, el interior de los muslos, los pezones, el cuello, las orejas, etc.

No tengas miedo de preguntarle a tu pareja qué zonas lo excitan más. Además, no solo puedes tocarlo con las manos. Usa todos tus dedos, tu lengua u objetos como las plumas. Guiaros por vuestra imaginación, experimentad y dejaros llevar para que encontréis juntos lo que más os excita.

 

(1) Cómo masturbar a un hombre correctamente, en 13 claves, Psicología y Mente, Disponible en: https://psicologiaymente.com/sexologia/como-masturbar-a-un-hombre

(2) Cómo masturbar a un hombre: 10 consejos ¡todo está en tus manos!, Enfemenino, Disponible en: https://www.enfemenino.com/sexualidad/consejos-como-masturbar-a-un-hombre-s1676475.html