Cómo prepararse para el sexo anal

Este tipo de encuentro puede ser muy placentero, pero es normal que si nunca lo has experimentado antes tengas mil y una dudas. ¿Es seguro? ¿Me va a doler? ¿Cómo puedo evitar accidentes embarazosos? Estas son algunas de las preguntas más comunes, por eso para disfrutar sin miedo, es bueno tener algunas cosas claras antes de dar el paso.

¿Cómo prepararse para el sexo anal? Hacerlo por primera vez puede no resultar tan fácil por miedo o desconocimiento, de ahí que muchas personas no se atrevan a explorarlo. Pero si sientes inquietud entonces ¿por qué no probarlo?

En el siguiente artículo te explicaremos cómo tener sexo anal sin dolor y cómo prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual cuando lo practicas.

El kit Anal de Durex es perfecto para quienes buscan experimentar y disfrutar de la intimidad anal de manera segura y placentera. Diseñado con productos de alta calidad, este kit incluye dos elementos clave para una experiencia anal cómoda y satisfactoria: el lubricante Durex Perfect Connection y los preservativos Durex Invisible Extra Sensitivo.

[[PRODUCT:kit-anal]]

Qué debes saber antes de tener sexo anal

Como ocurre con cualquier otra práctica sexual, no todo el mundo vive este tipo de encuentro de la misma forma y algunas personas tienen que experimentarlo varias veces para encontrar el verdadero placer. No importa si es tu primera vez o si ya lo has hecho en el pasado y quieres mejorar la experiencia, lo importante es tener en cuenta lo que debes saber antes de probar con la penetración anal para que se convierta en un recuerdo memorable.

1. Utiliza siempre un lubricante para la penetración anal 

¡Este es el punto que nunca puedes olvidar antes de hacerlo! En el sexo vaginal, la vagina se lubrica ante la excitación, lo que ayuda a que la penetración sea más suave y placentera. Pero el esfínter anal no lubrica por sí solo, lo que quiere decir que para que la penetración sea suave y menos dolorosa, deberás usar siempre lubricante.

¿Pero cuál elegir? ¿Cómo aplicarlo?, ten en cuenta estas recomendaciones:

  • Aunque puedes usar un lubricante de base acuosa, se recomienda el uso de un lubricante a base de silicona, como el  lubricante Durex Perfect Connection, que es suave, caliente al tacto y totalmente compatible con  preservativos de látex, poliisopreno y poliuretano. Es preferible el uso de un lubricante con base de silicona porque, a diferencia del de base acuosa, no se evapora tan fácilmente y aporta una mayor suavidad a este tipo de práctica sexual.
  • El lubricante no solo debe aplicarse en el ano antes de la penetración, sino también en el pene o en el juguete sexual que vayáis a utilizar, de este modo a medida que vaya entrando podrá lubricar la parte interna del recto. Aplica el producto en la cantidad que consideres hasta que sientas que la zona está bien lubricada.
  • Es muy recomendable usar preservativo durante el sexo anal,  por eso se recomienda que el condón cuente con lubricación extra, si es de silicona mejor.
  • Si quieres iniciar la penetración con el pene, puedes probar antes con otras opciones para ir estirando y relajando la zona, por ejemplo, con un juguete sexual o incluso con los propios dedos, la recomendación es que también uses lubricante. 

    lubricante durex perfect connection

    Cómpralo ahora

    Cumple con la normativa de productos sanitarios

    2. Ten en cuenta que la higiene es básica

    Seamos honestos, uno de los mayores miedos de esta práctica son los posibles accidentes, y es que queremos que entre algo ¡no que salgan cosas que no queremos ver al tener sexo! Por eso conviene tomar medidas anticipadas, asegurándote por ejemplo que el intestino esté lo más vacío posible antes del encuentro. Aun así, es bueno que sepas que siempre hay riesgo de accidentes, por eso tener a mano toallitas húmedas o una toalla es siempre recomendable.

    Además, antes de comenzar es fundamental limpiar bien el área anal. Para ello, puedes usar un jabón indicado para el área íntima y evitar todos aquellos que lleven perfumes, ya que pueden resecar la zona y producir molestias en las relaciones sexuales.

    3. Cuida lo que comes antes de este tipo de encuentros

    Aunque parezca sorprendente, lo que comes puede influir en el placer que recibes durante un encuentro anal. La fibra es básica para favorecer el tránsito intestinal, ayudándote a tener evacuaciones frecuentes.

    Si no tienes suficiente fibra en tu dieta, puede que tengas dificultades para ir al baño, lo que puede causar tensión muscular y molestias en la zona que te impedirán disfrutar de un buen sexo anal. Introduce en tu dieta diaria frutas y verduras frescas, así como cereales integrales, para evitar este tipo de molestias y estar lo más listo o lista posible a la hora de la penetración.

    4. También necesitas usar condón

    Muchas parejas heterosexuales deciden no usar condón porque no hay riesgo de embarazo, sin embargo, esto puede ser un gran error. Es cierto que este tipo de encuentros no conllevan un riesgo de embarazo, pero ¿sabías que es la práctica de mayor riesgo para la transmisión del VIH no solo en hombres?1. Además, también hay mayores riesgos de contraer otras ETS que con el sexo vaginal u oral, pues las paredes del ano se pueden romper con cierta facilidad, por lo que durante la penetración se pueden producir heridas y fisuras y, a través de ellas, las bacterias y virus pueden llegar al torrente sanguíneo.

    El único método anticonceptivo que ayuda a prevenir el contagio de ETS es el condón, por eso siempre es recomendable usarlo en todas las prácticas sexuales. Durex Perfect Connection es nuestro preservativo diseñado especialmente para el sexo anal, ya que cuenta con más grosor y una lubricación extra a base de silicona, lo que ofrece una mayor seguridad y una lubricación duradera. 

    durex perfect connection

    Cómpralo ahora

    Cumple con la normativa de productos sanitarios

     5. No cambies a la penetración vaginal sin tomar precauciones

    Al comenzar con la penetración anal, se recomienda no pasar al sexo vaginal sin antes haber tomado algunas precauciones. Es muy importante cambiar el condón y lavar todos aquellos juguetes sexuales que se hayan usado y que se quieran volver a utilizar en el sexo vaginal para evitar infecciones.

    Asimismo, si se ha realizado penetración anal con el pene y no se ha usado protección, este no se debe introducir en la vagina sin haberlo lavado previamente.

    Cómo prepararte para el sexo anal

    Si ya has decidido que quieres probarlo, entonces te damos una serie de recomendaciones que te ayudarán a disfrutarlo al máximo.

    Relájate y tómatelo con tranquilidad

    Si nunca lo has hecho antes o tienes muy poca experiencia en el tema, mejor no practicarlo en un encuentro rápido. Si lo que quieres es obtener el placer, mantener una actitud relajada y calmada es fundamental para disfrutarlo. Al estar en tensión, los músculos se contraen, por lo que será mucho más difícil introducir el pene o el juguete sexual, es más, es posible que incluso se sienta dolor al estar con los músculos contraídos.

    Pero, además, la penetración también debe ser lenta, parando si se experimenta dolor, se trata de algo que la(s) pareja(s) debe(n) disfrutar. Piensa que vas a pasar un buen rato con tu(s) pareja(s) sexual(es), esto hará que te relajes.

    Estimula la zona antes de la penetración

    Hay miles de terminaciones nerviosas dentro y alrededor del ano que pueden proporcionarte un máximo placer. La mayoría de estas terminaciones se concentran alrededor de la parte inicial y externa del recto. No importa si se trata de tu primera vez o si ya lo has probado anteriormente, en cualquier caso, es imprescindible prepararse previamente pues, como seguramente ya sabes, esta zona no lubrica por sí misma y es básico favorecer una dilatación apropiada.

    Para ayudarte a empezar, asegúrate de que estás libre de tensión. Como el canal anal está muy apretado, el músculo tiene que estar relajado para permitir que algo pase a través de él. ¿Y cómo conseguirlo?, pues muy sencillo ¡estimulándolo a tope!: masajes, caricias, jugando con el dedo y hasta con la boca (y es que hay mucho placer en un buen “beso negro”). Las opciones son muchas y en nuestro artículo Cómo estimular el ano compartimos las mejores ideas para subir la excitación al máximo y garantizar el disfrute.

    Una vez que la zona esté relajada, haz que tu pareja empiece introduciéndote un dedo o un juguete sexual fino para familiarizarte con la sensación, luego ve progresando poco a poco hasta que paséis a la penetración.

    Controla el ritmo de la penetración

    Si es la primera vez, será importante controlar el ritmo de la penetración. Las paredes del ano no son tan flexibles ni dilatan igual que la vagina, por lo que los movimientos deberán ser más delicados. En este sentido la comunicación es básica, si sientes dolor durante la penetración dilo para que tu(s) pareja(s) pueda(n) bajar el ritmo.

    Especialmente se deben evitar las penetraciones bruscas, pues podrían causar molestias y dolor.

    Practica en solitario

    Si tienes miedo de mantener relaciones sexuales anales, pero realmente quieres hacerlo, una buena forma de relajarse es practicando antes con juguetes sexuales o con tus propios dedos.

    Podrás hacerlo a tu ritmo, sin presión y sin dolor, siempre con la zona previamente bien limpia y usando lubricante. Así podrás comprobar que realmente se puede obtener placer en la estimulación anal y animarte a dar el paso.

    Ten en cuenta cuáles son las mejores posturas para el sexo anal

    Aunque existen muchas posiciones a la hora de practicar la penetración anal, la más recomendable para principiantes es la conocida como el perrito. La entrada del pene o juguete será más directa y se podrá moderar mucho mejor el movimiento, por lo que no habrá ningún problema a la hora de controlar el ritmo y cambiarlo según os convenga.

    Pero esta no es la única opción, en nuestro artículo Las mejores posturas sexuales para el sexo anal te ofrecemos varias recomendaciones para que disfrutes de este encuentro al máximo.

    Ahora que ya sabes cómo prepararte para el sexo anal, la importancia de usar condón durante la práctica y el rol esencial que tiene el lubricante, anímate a explorar con este tipo de encuentros y dale un toque de novedad a tu intimidad.

    Fuentes

    1. Relaciones sexuales anales y riesgo de VIH. Centers for Disease Control and Prevention (CDC)

    RB-M-102047

    Artículos recomendados