Volver a Leer

Kama Sutra para principiantes

Posturas sexuales fáciles

Cada postura está pensada para obtener un tipo de estimulación determinado. Aunque puede que a ti y tu pareja os guste practicar siempre las mismas posturas, si experimentáis un poco seguro que encontraréis la más adecuada para ambos. Estas posturas son fáciles y todas ellas ofrecen una serie de ventajas muy interesantes.

Misionero en alto

En la postura del misionero la mujer se tiende de espaldas y el hombre se coloca encima, apoyando el peso en los brazos. La del misionero en alto es igual pero con un sencillo cambio: la mujer se pone un cojín bajo el trasero. De este modo cambia el ángulo de entrada para que el hombre encuentre más fácilmente elpunto G. Además, la mujer nota el pene en toda su longitud, por lo que es una postura ideal para disfrutar al máximo de la virilidad masculina pero una práctica poco recomendable si no te gusta la penetración profunda.

"El hombre disfruta de unas vistas magníficas y puede acariciar todo el cuerpo de su pareja."

Perrito

Esta postura, en la que la mujer se pone a cuatro patas y el hombre se arrodilla detrás de ella, es una de las favoritas del hombre. En cambio, algunas mujeres la encuentran algo impersonal. En ese caso él puede poner un espejo delante de ella para mirarla a los ojos y que la experiencia resulte más íntima. La postura del perrito proporciona una penetración profunda yestimula el punto G. Al hombre también le resulta más fácil acariciar los pechos de la mujer y besarle el cuello, mientras que ella puede tocarse o estimularse con un juguete durante la penetración.

La mujer encima

La postura ideal para la primera vez: el hombre se tiende de espaldas y la mujer se sienta a horcajadas sobre él, como si cabalgara. De esta forma ella puede marcar el ritmo, además de inclinarse hacia delante para estimular el clítoris. El hombre disfruta de unas vistas magníficas y puede acariciar todo el cuerpo de su pareja.