En el mundo de las relaciones sexuales, la penetración no es la única forma en la que dos personas pueden obtener placer mutuo. Existe una gran variedad de formas de excitar y de excitarse y entre todas ellas, destaca la masturbación, que supone la oportunidad perfecta para conocer más a tu pareja y explorar sus puntos de máximo placer. Pero, a pesar del placer que proporciona la masturbación y de que puede mejorar las relaciones sexuales, no todo el mundo sabe cómo hacerlo ni por dónde comenzar, ya que ha sido una práctica sobre la que ha pesado el tabú. Por eso, todavía son muchas las personas que se preguntan “cómo masturbar a mi chica”. Sigue leyendo porque a continuación te descubrimos los mejores consejos para masturbar a tu pareja de la forma más placentera.

Cómo masturbar a una mujer

La masturbación puede ser una parte de la relación sexual entre dos personas, como un juego preliminar, o constituir en sí misma la relación, ya que, como avanzamos, esta no siempre tiene porqué incluir la penetración o finalizar en ella. Te compartimos algunas recomendaciones básicas a tener en cuenta si quieres darle placer a tu pareja a través de una buena masturbación: (1) (2)

Busca una postura cómoda

Antes de iniciar la masturbación con tu pareja, busca la posición que te resulte más cómoda para estimularla con facilidad sin que te canses. Por ejemplo, puedes ponerte entre sus piernas mientras ella permanece tumbada boca arriba, estar ella boca abajo con la pelvis levantada y tú debajo o, en medio de tus piernas, tumbada sobre ti de espaldas.

Observa a tu pareja

Como lo principal es que cualquier movimiento que hagas le guste a ella, no pierdas de vista sus reacciones y no tengas reparo en lanzarte a probar cosas nuevas si a ella le están gustando. Observando sus expresiones te darás cuenta de si están en el buen camino o no. Mira cómo se mueve, si está buscando más contacto, si se balancea para modificar la intensidad o, directamente, coloca tus manos o tus dedos justo donde quiere que la toques. Déjate guiar.

No vayas al grano

No olvides que en el sexo no intervienen solo los genitales. Las mujeres tienen distintas zonas erógenas, es decir, zonas cuya estimulación va a producir sensibilidad o excitación sexual. Tocándolas experimentarán sensaciones placenteras que irán aumentando su excitación antes de pasar a tocar la vulva o la vagina. De hecho, una buena excitación previa conseguirá que sus genitales estén más receptivos para recibir tu estimulación. Por eso, comienza por centrarte primero en las zonas más alejadas de la vulva. Acércate a ella según aumente la sensación de excitación. Prueba con el cuello, los pezones, la parte interna de los muslos, etc., antes de llegar a los genitales.

Cuando notes que tu pareja está excitada, comienza a tocarle suavemente la vulva y ve prestándole atención al clítoris. Es importante que no lo toques directamente ni de forma brusca, pues es una zona con muchísimas terminaciones nerviosas. Una manipulación sin estimulación previa en vez de placer puede provocar molestias. De todas formas, se trata de una relación de dos. Lo mejor es que siempre tengas presente a tu pareja y vayas probando y preguntándole, sin miedo, qué le gusta y qué no.

Varía tus movimientos y la intensidad

Tienes un montón de posibilidades para masturbar bien a tu pareja. Prueba movimientos de arriba a abajo, en sentido circular, frota con más o menos intensidad, masajea, sopla, etc. Hay tantas opciones como parejas y el límite es solo lo que a ambos os guste y os funcione para estimular el clítoris y las demás zonas erógenas. Como siempre, lánzate a experimentar y mira a tu pareja y sus reacciones para descubrir qué maniobras le resultan más placenteras.

Por cierto, es importante tener claro que una mayor intensidad no siempre implica mayor placer. Suele pensarse que tocar a nuestra pareja con intensidad va a conseguir que llegue al orgasmo antes y que este sea mayor. Pero, al contrario, es recomendable empezar poco a poco, con delicadeza, y que sea ella quien te diga cuándo puedes aumentar el ritmo y la presión.

Comunícate con tu pareja

Y es que la comunicación entre la pareja es la clave para conseguir el éxito de la masturbación y que esta sea una experiencia verdaderamente placentera para ambos. No dudes en preguntarle directamente y, de la misma manera, expresarle tus inquietudes, tus deseos y tus gustos. La comunicación fluida ayuda a mejorar la relación y, por lo tanto, contribuye a que logres mucho más placer.

Utiliza un lubricante

Por último, usar lubricantes puede beneficiar mucho la masturbación. Intensifican el placer y evitan molestias durante la fricción. Y un dato a tener en cuenta: según los estudios, 9 de cada 10 mujeres confirman que el sexo es mejor con lubricante.

 comprar lubricante íntimo

Fuentes:

(1) Cómo masturbar a una mujer, Psicología y Mente, Disponible en: https://psicologiaymente.com/sexologia/como-masturbar-a-una-mujer

(1) Cómo masturbar a una mujer, Montse Iserte, Disponible en: https://montseiserte.com/es/como-masturbar-a-una-mujer/

¡No te pares ahora!

Obtén 30% de descuento con el código BLOG30 ahora

BLOG30

*compra minima 25€. Válido hasta el 31.12.2021.