Sabemos que el condón es un dispositivo de barrera que previene tanto los embarazos no deseados como las enfermedades de transmisión sexual, también conocidas como ETS. Pero para que el condón sea efectivo es imprescindible que esté bien puesto, que se emplee desde el inicio de la relación, que sea de la talla correcta, que se retire con cuidado, etc.

En este artículo vamos a hablar, en concreto, sobre la importancia de ponerse el condón adecuadamente, ya que es la forma de conseguir unas relaciones sexuales seguras. Por eso es fundamental prestar atención a este aspecto porque sabemos que, en ocasiones, puede haber errores que acaben con el condón puesto del revés. Entonces, ¿qué pasa si me pongo el condón al revés? A continuación te explicamos qué sucede, cuál es la manera de corregirlo y cómo hay que ponerse el condón correctamente.

 ¿Cómo me pongo un condón?

Como avanzamos, ponerse bien el condón es la clave para mantener la seguridad durante las relaciones sexuales. El primer paso, antes siquiera de ponérselo, es asegurarse de que se encuentra en buen estado. Esto quiere decir que hay que comprobar la fecha para que no esté caducado y revisar que no se haya roto. Solo si la respuesta a ambas preguntas es negativa podremos utilizarlo con tranquilidad. Por otra parte, el preservativo tiene que colocarse cubriendo todo el pene cuando esté erecto, ya que es la manera de poder ajustarlo perfectamente.

El condón tiene que tenerse puesto antes de entrar en contacto con cualquier parte de la zona genital de la pareja, independientemente de que se trate de la vagina, el ano o la vulva. Como ayuda a una perfecta colocación hay un truco: el preservativo solo se puede desenrollar en una dirección. Fíjate que sea la correcta. En la práctica, la punta tiene que estar mirando hacia arriba, es decir, apuntando en la dirección contraria a la punta del pene. En esta posición los bordes del condón quedan enrollados hacia fuera, como si de un pequeño sombrero se tratase. Después tan solo tienes que deslizarlo, con cuidado, hasta la base del pene. De todas formas, lee bien las instrucciones que acompañan al paquete de condones y pregunta siempre a tu médico o farmacéutico si tienes alguna duda. 

¿Qué pasa si me pongo un condón al revés?

Puede darse el caso de que, en un despiste, por los nervios o por las prisas, te pongas el condón del revés. Y es que ponerse un condón al revés es un accidente que puede pasar con relativa facilidad, sobre todo si es la primera vez, no hay mucha visibilidad o estás algo nervioso. Es probable que te des cuenta rápido, ya que notarás que te cuesta desenrollarlo sobre el pene. Si es tu caso, no insistas, asume que está del revés y soluciónalo. Quítate inmediatamente el condón, tíralo y hazte con uno nuevo.

Es importante destacar que, en estos casos, los preservativos no se pueden reutilizar dándoles la vuelta, ya que su parte exterior ha estado en contacto con el pene, por lo que supondría un riesgo para tu pareja tanto con respecto a una ETS como a un embarazo no deseado, de ser el caso.

Asegúrate de que el condón está en la posición correcta

Antes de iniciar cualquier contacto con los genitales de tu pareja, asegúrate de que el condón está bien colocado y en la posición correcta. Tiene que permanecer completamente ajustado al pene, por supuesto, en perfecto estado, sin ningún desperfecto, por mínimo que sea, y dentro de su fecha de caducidad. Hecha esta comprobación, ya solo te queda relajarte y disfrutar del sexo con tu pareja.

Ahora Durex te lo pone fácil

Durex ofrece una nueva tecnología «Póntelo fácil» para que colocarse el preservativo sea fácil, rápido y sin errores. Estos condones se presentan siempre con la base orientada hacia el logotipo de Durex. Así, para ponértelos bien solo tienes que abrirlos manteniendo este logotipo hacia abajo.

 Durex te lo pone fácil

Descubre nuestra gama de condones

De esta forma puedes colocártelos correctamente a la primera, en un segundo y sin tener que pararte a pensar en su posición, con lo que se logra una mínima interrupción y un máximo placer, además de la seguridad de siempre.

* Esta tecnología se aplica en los packs que puedes ver en la imagen.

La importancia del condón en las relaciones sexuales

Por último, recordamos la importancia del uso del preservativo en todas las relaciones sexuales, ya sean vaginales, anales u orales. Son muchas las personas que a día de hoy piensan que el condón solo sirve para evitar un embarazo no deseado. Pero lo cierto es que el uso del condón en el sexo es mucho más. Estos son sus beneficios más destacados:

  • El condón es el único método anticonceptivo que reduce el riesgo de contraer una ETS. (1)
  • Ha demostrado hasta un 98 % de efectividad a la hora de prevenir los embarazos no deseados. (2)
  • Además, el condón también puede ayudar a intensificar el placer durante las relaciones sexuales. Esto depende del preservativo que se escoja, ya que los hay extrafinos, con relieve, de efecto retardante, etc. Cada uno aporta nuevas sensaciones que contribuyen a conseguir un sexo más placentero.
  • Pueden usarse con la misma eficacia y seguridad en el sexo vaginal, en el anal o en el oral.

Fuentes:

(1)Trussell J. Contraceptive failure in the United States. Contraception. 2011 May 1;83(5): 397-404.

(2) ¿Qué tan eficaces son los condones?, Planned Parenthood, Disponible en: https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/anticonceptivos/el-condon/que-tan-eficaces-son-los-condones

RB-M-38316