La menopausia es una etapa de la vida de las mujeres experimentan un gran número de cambios hormonales que afectarán tanto física como mentalmente. Uno de los síntomas más comunes que se suele experimentar durante este período es la denominada sequedad vaginal. En principio no es grave, pero sí molesta y es habitual que genere incomodidades tanto en el día a día como especialmente durante las relaciones sexuales, como explicaremos en este artículo. Así, es habitual que durante la menopausia, aparezcan sensaciones de inflamación en la zona vaginal, picores o incluso molestias al orinar, todo ello relacionado con la falta de lubricación. No es un problema al que debas acostumbrarte, ya que tiene solución. Las incomodidades producidas por una disminución de la lubricación es posible mejorarlas recurriendo al uso de lubricantes. De esta forma, conseguirás recuperar unas relaciones sexuales placenteras durante esta nueva etapa de tu vida. En el mercado, encontrarás los lubricantes de la gama Sensilube, pensados para todas aquellas mujeres que buscan sentirse más cómodas en las relaciones sexuales durante la menopausia.

¿Cómo lubricar durante la menopausia?

Como hemos avanzado, durante la menopausia uno de los síntomas principales que se sufren es la falta de lubricación. Pero, ¿cómo lubricar durante la menopausia? Por suerte, es muy sencillo, ya que es un trastorno que se puede solucionar acudiendo a productos que ayuden a combatir esta sequedad vaginal. Y estos productos son los lubricantes. Así, mediante el uso de lubricantes es posible conseguir una mayor hidratación de la zona vaginal, ya que imitan la función del lubricante natural que se ve disminuido en esta etapa. Además, el uso de lubricantes también favorece un mayor cuidado de la zona.

Remedios caseros para la sequedad vaginal: ¿son recomendables?

En ocasiones, se aconseja la aplicación de distintos remedios caseros como, por ejemplo, el aceite, la vaselina o el aceite formulado para bebés, para su uso como sustituto del lubricante vaginal natural. Pero lo cierto es que su empleo puede resultar contraproducente. El motivo es que no presentan las garantías sanitarias para la salud íntima, por eso solo se recomienda utilizar lubricantes para la menopausia testados ginecológicamente para evitar arriesgarse a sufrir una incomodidad añadida.

¿Qué lubricante elijo si tengo la menopausia?

La elección del mejor lubricante para practicar sexo durante la menopausia es una cuestión que inquieta a un buen número de mujeres, ya que pueden encontrar a la venta una gran variedad. Como orientación, a la hora de escoger un buen lubricante es importante fijarse en aquellos que aporten un extra de lubricación, acorde con la importante sequedad que se padecerá durante la menopausia. Este tipo de lubricantes serán mucho más cómodos para este período. Lo explicamos con más detalle:

Lubricantes especiales para la menopausia

Como decimos, existen lubricantes diseñados específicamente para las mujeres que están en la menopausia y, en consecuencia, no generan su habitual lubricación vaginal natural. Los lubricantes Durex de la gama Sensilube son un buen ejemplo de gel vaginal que está pensado especialmente para su uso durante las relaciones sexuales en la menopausia. La gama Durex Sensilube hidrata la zona vaginal, de manera que alivia las molestias diarias provocadas por la sequedad de la vagina, además de imitar su lubricante natural.

¿En qué consiste el lubricante Durex Sensilube?

Se trata de un gel con una fórmula 2 en 1, perfecta para las mujeres en la menopausia, al ofrecer un efecto hidratante y lubricante:

  • Hidratante: funciona al retener agua en su estructura molecular, lo que sirve para hidratar intensamente la mucosa vaginal y así aliviar las molestias del día a día.
  • Lubricante: debido a sus propiedades viscoelásticas, muestra un comportamiento muy similar al de las secreciones vaginales naturales.

Sensilube gel vaginal

Cumple con la normativa de productos sanitarios

Cómpralo ahora 

¿Cómo usar el lubricante Sensilube durante la menopausia?

Aplicar este lubricante es muy sencillo. De hecho, la forma de usar Durex Sensilube es exactamente igual a la de cualquier otro tipo de lubricante. Cuenta con la ventaja de que puede usarse para las prácticas sexuales tanto de sexo oral como de vaginal o anal. Además, la fórmula específica de este gel hidratante y lubricante consigue aportar un extra de hidratación que hace que pueda usarse para el día a día como tratamiento preventivo de la sequedad vaginal. Es, por lo tanto, apto para su uso diario.

¿Es compatible con el preservativo?

Sí, el lubricante para menopausia Durex Sensilube es perfectamente compatible con cualquier tipo de preservativo y, además de comodidad y seguridad, proporciona la tranquilidad añadida de estar ginecológicamente testado.

¿Tiene algún tipo de olor y color?

No, Durex Sensilube es del todo inodoro e incoloro.