Posiciones sexuales para un polvo rapido

Posiciones sexuales para un polvo rapido

La clave para disfrutar de un polvo rápido es, como no podía de ser de otra forma, la espontaneidad. También es importante no complicar las cosas, ya que en este tipo de práctica sexual lo que importa es la premura. Eso sí, nunca te olvides los preservativos.

Como seguramente no te dé tiempo a llegar a la habitación, ¿qué te puede ayudar para ponerle un poco de pimienta al momento? Cuanto más creativo seas, mejor te lo pasarás.

Las escaleras

Las escaleras son siempre muy útiles a la hora de crear ángulos de placer. Si hay mucha diferencia de altura entre tú y tu pareja, ponte de rodillas en las escaleras y haz que tu chico se coloque en un escalón más bajo para activar tu punto G.  

La mesa del salón

Túmbate en una mesa a la altura de las caderas de tu chico, apóyate sobre tus codos y ponle tus piernas en sus hombros. Ambos disfrutaréis de la penetración profunda que permite esta esta posición sexual.

En el sofá

Tienes que probarlo, ya que la comodidad de un sofá es perfecta para practicar muchas posiciones sexuales. Convence a tu chico para que se siente y ponga los pies en el suelo y siéntate encima de él para que puedas llevar el ritmo. Y si te atreves anímate a echarte hacia atrás y a poner tus manos en el suelo. Si no siempre podéis hacer el perrito en el propio sofá.

En la encimera

Cocina algo picante y añádele pasión al momento dejando que tu chico te toque por la espalda. Luego ponte encima de la encimera y empezad a dar rienda suelta a vuestra imaginación. Además, si la comida entra en juego mucho mejor.

En la ducha por la mañana

Una ducha mañanera no tiene por qué disfrutarse en solitario. Mientras tu chico se esté duchando, sorpréndele metiéndote con él en la ducha y relájate como si fuera fin de semana. Eso sí, procura hacerlo temprano porque de lo contrario perderás el tren o el autobús del trabajo. 

De pie y contra la pared

Puede que es conozcáis perfectamente el uno al otro de los pies a la cabeza, pero seguro que alguna vez habéis pensado en practicar sexo de pie y contra la pared. Sin embargo, aunque es la típica posición que siempre queremos probar cuando vivimos solos, una vez que nos mudamos con nuestra pareja se nos acaba olvidando. Abalánzate contra tu chico y haz que te empuje suavemente contra la pared y enrolla tus piernas alrededor de su cintura mientras te penetra.

El arma secreta

Pero si os entran ganas de echar un polvo rápido puede pasar que muchas chicas no estén lo suficientemente lubricadas para ese momento sorpresa. Y aquí es donde el lubricante puede marcar la diferencia. Para ello prueba nuestro lubricante potenciador del orgasmo Durex Play O, el cual usa una única combinación de ingredientes para que alcances orgasmos más intensos.

Productos más vistos

Artículos más populares