Por qué no lubrico lo suficiente

Si estás leyendo estas líneas, seguramente sea porque que en tus relaciones sexuales has notado que tu zona íntima ya no produce la misma humedad de manera natural, por lo que te preguntas: “¿por qué no lubrico lo suficiente?”.

La humedad en la zona vaginal se conoce como lubricación y consiste en un incremento de la producción de líquido vaginal principalmente en respuesta a la excitación sexual.  Sin embargo, aunque la lubricación es una respuesta natural de nuestro cuerpo ante el deseo sexual, en ocasiones puede suceder que una mujer tenga dificultad para lubricar por razones ajenas a la excitación. Si quieres saber las causas de la falta de lubricación, te recomendamos que sigas leyendo este artículo donde, además, te daremos algunas soluciones para mejorar esta situación.

¿Para qué lubricamos? 

Como hemos indicado, la lubricación consiste en el incremento de la producción del líquido vaginal como respuesta natural de nuestro cuerpo ante la excitación sexual. De hecho, este proceso fisiológico tiene una función importante en las relaciones sexuales, ya que facilita la penetración y los movimientos del pene dentro de la vagina. Aunque la lubricación es una respuesta natural, también sucede que hay mujeres que, debido a determinadas causas, pueden tener dificultades para lubricar lo suficiente. No obstante, la falta de lubricación no es un problema grave, ya que puede solucionarse con el uso de ciertos productos y algunas recomendaciones que te daremos posteriormente.

Por qué no lubrico lo suficiente

Aunque la falta de lubricación puede solucionarse fácilmente, es normal que te preguntes por qué no lubricas lo suficiente. Esta son algunas de las principales causas de la falta de lubricación:

Cambios hormonales

Una de las principales causas de la falta de lubricación son los cambios hormonales, especialmente en los niveles de estrógenos, una hormona sexual femenina que se produce en los ovarios y que interfiere en algunas funciones del cuerpo femenino. Por tanto, ante cambios hormonales producidos por situaciones tales como el embarazo, la menopausia e el ciclo menstrual, los niveles de estrógenos suelen disminuir considerablemente, reduciendo de forma natural la lubricación vaginal.

Uso de anticonceptivos hormonales o de cierta medicación

El uso de anticonceptivos hormonales o de cierta medicación también puede disminuir la lubricación. Este tipo de tratamientos ya sea debido a la carga hormonal o a otros componentes, puede afectar negativamente la humedad sexual vaginal. Sin embargo, si tienes dudas sobre los efectos secundarios de la medicación o anticonceptivo que estás tomando, es recomendable que lo consultes con el médico.

Falta de hidratación

Una mala hidratación también puede generar un déficit de lubricación en la zona íntima femenina. Por otro lado, también es posible que la zona vaginal se encuentre con falta de humedad debido al uso excesivo de jabones y lociones, los cuales pueden llegar a alterar la flora vaginal, dificultando una correcta lubricación.

Estimulación sexual insuficiente

Si las anteriores causas no se ajustan a tu situación, es posible que no estés lubricando adecuadamente debido a la falta de estimulación sexual en tus relaciones sexuales. Esto puede deberse a que no le estáis dedicando el tiempo suficiente a los preliminares durante el sexo para que se dé una óptima lubricación.

Estrés o falta de concentración

El estrés también es un factor que reduce la excitación sexual y, por tanto, la producción natural de lubricación. Es importante que intentes concentrarte en el acto sexual y evites dispersar tu mente en otras cosas, de este modo podrás disfrutar a plenitud de cada encuentro obteniendo una mejor respuesta sexual.  

Problemas en la relación de pareja

La falta de lubricación también puede estar provocada por algunas dificultades en la relación sentimental. Si las relaciones sexuales con tu pareja ya no te parecen tan divertidas o agradables como antes, es recomendable que lo hables para intentar solucionar vuestros problemas.

Cómo mejorar la lubricación vaginal

Una forma de comenzar a combatir las molestias ocasionadas por la falta de lubricación es usando un lubricante íntimo durante el sexo. El gel íntimo de Durex Sensilube KY alivia las molestias y aporta suavidad durante las relaciones sexuales, complementando la lubricación íntima. Y, para un efecto más duradero, puedes optar por el gel vaginal Sensilube de larga duración.

lubricante Sensilube Durex

Cómpralo ahora

Además del uso de lubricantes, también puedes seguir estos consejos para aumentar tu lubricación de manera natural:

  • Mantén una correcta hidratación: para que la producción de lubricación aumente de forma natural, es importante que tomes al menos dos litros de agua al día.
  • Comunícate con tu pareja: habla con tu pareja y dile tanto las cosas que te excitan como las cosas que no te gustan durante el sexo. De esta forma, ambos conseguiréis tener un sexo mucho más placentero y podrás lubricar mejor.
  • Deja el estrés fuera de la habitación: si existe una oportunidad para relajarte y liberar las tensiones de todo el día, es durante el sexo. Por ello, intenta desconectar de todo lo que ocurra fuera de la habitación para disfrutar plenamente del acto sexual.

Productos más vistos

Artículos más populares