Juguetes sexuales caseros

Juguetes sexuales caseros

Los juguetes sexuales son unos extras que pueden aportarle mucho a tu vida sexual, pero no te preocupes si no tienes ninguno en casa. Existen una serie de utensilios caseros muy comunes que pueden hacerte sentir el placer que necesitas… 

Máscara de ojos

¿Tienes una máscara de ojos que no utilizas en el armario? Cógela y dale uso a la hora de hacer los preliminares con tu pareja. Pónsela a tu pareja y practicad el juego de “adivina que es lo próximo que voy a hacer”. Porque no hay duda de que tener los ojos vendados ayuda a aumentar las sensaciones y a que cada roce de tu chico/a sea espectacular. 

Brocha de maquillaje

Este producto de cosmética básico tiene una doble vida si consideramos que también puede usarse como juguete sexual. Si pruebas a pasárselo a tu pareja por el cuerpo seguro que la harás descubrir nuevas sensaciones. Las brochas más grandes (como la de los coloretes o la de los polvos) funcionan mejor, así que intenta aplicarlas por las zonas más delicadas y sensibles del cuerpo como por el ejemplo el cuello, las muñecas o la parte interna del muslo. Es un buen truco para provocar a quien tienes al lado para que la chispa surja. 

Cepillo de dientes eléctrico

Un cepillo de dientes eléctrico también puede hacer las funciones de vibrador. Tan solo asegúrate de usarlo con seguridad (nunca de manera interna) y de colocar el lado más suave del cabezal o la base del cepillo en el lugar que quieres estimular. Presionarlo contra el clítoris de la chica puede ser una gran idea, más teniendo en cuenta que un cepillo de dientes tiene la ventaja de no parecer un juguete sexual. 

Cojín de masaje para la espalda

Muchas personas tienen un cojín de masaje con batería para la espalda que apenas usan y que podría llegar a ser muy útil en términos sexuales. Al igual que con el cepillo eléctrico, tómate tu tiempo y disfruta de las sensaciones que produce este tipo de cojín por todo tu cuerpo. 

Lavadora

Si te apetece cambiar un poco la rutina en la habitación plantéale a tu pareja innovar en la despensa. Mientras la lavadora hace su trabajo calienta tú también el ambiente. Y cuando los juegos empiecen a hacer efecto prepárate para disfrutar del placer de hacerlo encima de la lavadora. 

Bufanda

Las bufandas de algodón o seda también pueden servir como juguete sexual (como venda improvisada, como una alternativa más light a las esposas o simplemente para acariciar la piel). Prueba a pasar la bufanda sobre las zonas más sensibles del cuerpo y por último por tus muslos o los de tu pareja. Luego mueve tus piernas de arriba abajo procurando sentir el tejido entre ellas. 

Ducha

Haz las cosas un poco más interesantes eligiendo la ducha para una experiencia resbaladiza. Porque no hay duda de que enjabonar a tu chica/o mientras estáis mojados es una experiencia completamente diferente dentro del sexo. Y si te animas siempre puedes usar la alcachofa de la ducha para explorar otras partes íntimas del cuerpo. Ajusta la presión del agua y solo preocúpate de estar húmedo.

En este artículo te queremos animar a divertirte con otros juguetes sexuales alternativos, pero siempre con la moderación de no hacerlo internamente. ¡A disfrutar!

Productos más vistos

Artículos más populares