El sexo es placer, ¡por supuesto!, pero también un proceso de aprendizaje, ya que te va a ayudar a conocer tu propio cuerpo, lo que te gusta, lo que te excita y lo que no. Dentro de este aprendizaje está también aprender a controlar el momento en el que llegas al clímax. Es un control que conseguirás con el tiempo, por eso es normal que en tus primeras experiencias sexuales eyacules antes de lo que te gustaría o, si estás muy excitado, te cueste mucho aguantarte. Si es tu caso y te interesa aprender a durar más en la cama, a continuación, te explicamos algunos trucos sobre cómo aguantar las ganas de eyacular y así disfrutar tú y darle más placer a tu pareja.

Cuánto debe durar el sexo en promedio

Antes de contestar a la pregunta principal que te ha traído a este artículo, conviene saber cuánto tiempo de media se considera que debe durar una relación sexual, aunque es un dato muy variable porque va a depender de distintos factores. Por ejemplo, influirá el tiempo que le dediques a los preliminares. Se han hecho varias investigaciones para llegar a responder a la pregunta que nos estamos planteando, buscando descubrir cuál es la duración del acto desde que empieza la penetración vaginal hasta que ocurre la eyaculación. En el año 2005 se hizo un estudio con 500 parejas de más de 18 años y procedentes de distintos países de todo el mundo. Se publicó en el Journal of Sexual Medicine y se llegó a la conclusión de que el tiempo medio entre penetración y eyaculación era de 5,4 minutos (1). En cualquier caso, ten en cuenta que es tan solo una media. ¡Cada pareja y cada relación íntima son un mundo!, por lo que no conviene que cerrarse a nada.

Claves para aguantar las ganas de eyacular

Si lo que buscas es hacer que tus encuentros duren lo máximo posible, entonces es conveniente seguir algunos consejos para retrasar la eyaculación cuando tienes sexo con tu pareja:

Mastúrbate

La masturbación no solo te da placer, sino que también te ayuda a aprender a conocer tu cuerpo, saber qué te gusta más, qué te excita y en qué momento debes relajarte para no llegar al clímax. Por eso masturbarte te puede dar pistas para saber cuándo disminuir el ritmo y así retrasar la eyaculación en el momento de estar con tu pareja. Es una buena forma de entrenar para aguantar tus ganas de eyacular. Por cierto, masturbarte antes de tener relaciones también te ayudará a no estar tan excitado y controlar mejor tu eyaculación.

Dale placer a tu pareja

Si te cuesta controlar tu eyaculación, no vayas directo a la penetración o a que te hagan sexo oral. Al contrario, céntrate en darle tú placer a tu pareja. Dedícales tiempo a los preliminares, hazle sexo oral y asegúrate de que disfruta antes de dejarte llevar tú. Cuánto más conozcas a tu pareja, más fácil te será hacer que se excite al máximo.

Cambia el ritmo

Cuando tu excitación se está descontrolando, prueba a bajar el ritmo. Deja la penetración o una estimulación muy directa y pasa, por ejemplo, a caricias por otras zonas del cuerpo menos sensibles hasta que recuperes el control y puedas retomar. También puedes usar juguetes sexuales o, simplemente, ¡deja volar tu imaginación!

Quédate quieto

Si durante la penetración notas que estás a punto de eyacular, tienes la opción de quedarte completamente quieto y pedirle a tu pareja que tampoco se mueva. Piensa durante unos segundos algo neutro que te distraiga para bajar tu excitación, respira con calma y, una vez pasadas las ganas, continúa.

Prueba otra postura

Si estás muy excitado, prueba a pasar a una posición que te guste menos, por ejemplo, evitando una penetración profunda. Parar y recolocarte puede ayudarte a controlar las ganas de eyacular. Prueba diferentes posturas para saber cuáles te ponen a cien y con cuáles consigues contener la eyaculación más tiempo.

Utiliza condones retardantes

Además de estos consejos, ¿sabes cómo aguantar más en la cama? ¡Con los condones retardantes! Estos condones son los que te pueden ayudar a aguantar la eyaculación. ¿Quieres saber cómo funcionan? Prueba la gama de condones retardantes de Durex y aprovéchate de sus beneficios. Puedes escoger Durex Placer Prolongado, un condón de 56 mm de grosor y forma anatómica. Pero lo interesante para controlar la eyaculación es su lubricante Performa™, que contiene un 5% de benzocaína, un anestésico local que es lo que consigue que se retrase la eyaculación para que disfrutes durante más tiempo. También puedes probar Durex Mutual Clímax, cuya anchura también es de 56 mm. En este caso, estos condones contienen lubricante Performa™ con un 5% de benzocaína y añaden una superficie de puntos y de estrías. De esta forma, consiguen retardar la eyaculación a la vez que aceleran el clímax de tu pareja para que ambos disfrutéis al máximo.

condones para retrasar la eyaculacion

Cumplen con la normativa de producto sanitario

Fuentes:

 

RB-M-94477 

NO TE VAYAS AHORA

Utiliza el código ENVIOGRATIS para obtener el envío gratis.

ENVIOGRATIS

Válido hasta el 31.12.2022.