Estas son las enfermedades de transmisión sexual más comunes

enfermedades de transmisión sexual más comunes_Durex

¿Sabías que en España 1 de cada 4 personas contraerá una infección de transmisión sexual antes de dejar el instituto?[i] Estas cifras revelan que las enfermedades de transmisión sexual o ETS son más comunes de lo que podemos pensar en un principio, sobre todo entre la población juvenil y las personas que tienen varias parejas sexuales.

Por ello, especialmente si somos sexualmente activos, es importante que tomemos ciertas precauciones para prevenir una ETS, como el uso correcto del preservativo o de otros productos, como son los protectores bucales en el caso de sexo oral. Estos datos también indican que estos contagios, generalmente, están provocados por la falta de conocimientos sobre estas afecciones. Por ejemplo, ¿sabías que algunas ETS son más comunes que otras? En este artículo te explicamos cuáles son las enfermedades de transmisión sexual más comunes y cuál es el modo adecuado de protegerse para evitar su contagio.

¿Cuáles son las enfermedades de transmisión sexual más comunes?

Una enfermedad de transmisión sexual es aquella que se contagia durante el sexo y a través de fluidos como el semen, el flujo vaginal o la sangre de una persona infectada a otra. Las ETS pueden estar producidas por cuatro agentes diferentes: bacterias, hongos, virus y parásitos.

Actualmente existen más de 20 tipos distintos de enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, algunas de ellas son más frecuentes que otras. A continuación, te explicamos cuáles son las ETS más comunes en España:

Virus de Papiloma Humano (VPH)

Se trata de la ETS más común en España, según la Academia Española de Dermatología y Venerología, el VPH afecta a 1 de cada 4 adolescentes[ii], y no solo en nuestro país, pues además es de una de las ETS más comunes a nivel mundial. El VPH es una enfermedad que puede estar provocada por los diferentes tipos de virus del papiloma humano, lo cuales pueden clasificarse en dos tipos: de bajo riesgo y de alto riesgo. Esta ETS puede contagiarse a través de las relaciones sexuales (ya sea vaginal, anal u oral) sin usar ningún tipo de protección con la persona que ya tiene el virus y aunque no tiene un tratamiento específico aún, es importante acudir al urólogo o ginecólogo para prevenir consecuencias graves como la aparición de algunos tipos de cáncer como el cervical o de cuello uterino.

Si buscas más información sobre el VPH clica en este artículo.

Clamidia

Según el Centro nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos II, en 5 años las infecciones por clamidia han crecido en 654% en España[iii]. La clamidia es una enfermedad bacteriológica que puede afectar a distintas zonas del cuerpo. Concretamente, en el caso de las mujeres es más común en zonas como el recto, la garganta y el cuello del útero y, en cambio, en el caso de los hombres es más frecuente en partes como la uretra, la garganta y el recto.

Esta afección puede contagiarse si mantenemos relaciones vaginales, anales u orales con una persona infectada, por lo que si tenemos sexo sin protección es importante acudir al médico, ya que de no ser tratada a tiempo puede producir consecuencias graves en la salud, como infertilidad o la aparición de un embarazo ectópico.

Encuentra más información en nuestro artículo Clamidia: contagio, síntomas y tratamiento.

Herpes Genital 

El herpes genital es otra de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes pudiendo ser causada por dos tipos de virus: el VHS-1, que afecta a boca y labios pero puede contagiarse a los genitales, y el VHS-2 que provoca el herpes genital y que puede transmitirse tanto a través del contacto con la piel del afectado como a través de sus secreciones genitales y orales. Aunque actualmente no existe una cura para el herpes, es importante acudir al médico para reducir tanto la aparición de úlceras como de sus brotes.

Para más información del herpes genital puedes consultar este otro artículo.

Gonorrea

En 5 años los casos de gonorrea han crecido un 303% en España[iv]. La gonorrea es una enfermedad causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae que provoca infecciones en zonas como los genitales, el recto y la garganta y que se contagia a través de las relaciones vaginales, orales y anales sin protección con una persona infectada. Es importante tratar esta ETS a tiempo porque puede producir, en etapas avanzadas, una inflamación dolorosa en los conductos de los testículos e infertilidad, y esto último en el caso de las mujeres.

Descubre, en este artículo, toda la información acerca de la gonorrea.

Sífilis

La sífilis es una ETS causada por la bacteria Treponema pallidum y se puede contagiar a través del contacto con una de las llagas ubicadas en la boca o los genitales de la persona infectada a través de las relaciones sexuales sin protección, especialmente en el sexo oral. Es importante tratar esta enfermedad a tiempo porque en sus últimas etapas puede producir daños cerebrales, ceguera y/o parálisis.

Clica aquí para conocer el contagio, síntomas y tratamiento de la sífilis.

Tricomoniasis

La tricomoniasis es una ETS causada por el parásito Trichomonas vaginalis que puede contagiarse a través de las relaciones sexuales vaginales sin protección. Esta enfermedad requiere tratamiento médico para evitar algunas consecuencias, como el aumento del riesgo de contraer VIH o la aparición de otras infecciones secundarias.

Si quieres conocer más acerca de esta enfermedad venérea, consulta el artículo Tricomoniasis: contagio, síntomas y tratamiento.

¿Cómo protegerme de las enfermedades de transmisión sexual?

Ahora que ya sabes cuáles son las enfermedades de transmisión sexual más comunes, es importante que tengas claro cómo protegerte de ellas. Uno de los factores de contagio principales es el sexo sin preservativo o el uso inadecuado del condón, por lo tanto, es importante que usemos adecuadamente el condón durante todo el encuentro sexual, especialmente si tenemos varias parejas sexuales.  

Sin embargo, este método puede perder toda su eficacia si lo utilizamos incorrectamente, por lo que también es imprescindible tomar medidas a la hora de usarlo como comprobar su fecha de caducidad, colocarlo de forma correcta y utilizarlo a lo largo de toda la relación sexual. En nuestro artículo cómo poner un condón te explicamos el modo en el que debes colocarlo, además en nuestro artículo por qué se rompen los preservativos encontrarás información de las causas más frecuentes por las que esto ocurre y cómo evitarlas para incrementar las posibilidades de estar protegido.

También es importante que, si sospechamos que hemos contraído una ETS, acudamos a un especialista, como un ginecólogo, un urólogo o un dermatólogo, dependiendo del caso, para que nos realice las pruebas pertinentes.

 

[i] Nota de prensa de la Academia Española de Dermatología y Venerología, 8 de agosto de 2016

[ii] Nota de prensa de la AEDV, 8 de agosto de 2016

[iii] Centro nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos II. Resultados de la vigilancia epidemiológica de las enfermedades transmisibles. Informe anual 2014

[iv] Centro nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos II. Resultados de la vigilancia epidemiológica de las enfermedades transmisibles. Informe anual 2014

Productos más vistos

Artículos más populares