Estas son algunas consecuencias de la sífilis

consecuencias de tener Sifilis_Durex

Fiebre, inflamación de los ganglios, dolor muscular, úlceras en la piel conocidas como chancros, que se presentan sobre todo en la zona genital y de la garganta, y condiciones más graves como la pérdida de la visión o la parálisis están relacionados con la sífilis. Estas son algunas consecuencias de la sífilis, una enfermedad de transmisión sexual o ETS que puede contraer cualquiera que mantenga sexo sin utilizar métodos de protección como el condón, especialmente si se tienen varias parejas sexuales. De hecho, según la OMS, 131 millones de personas se contagian cada año de sífilis[1], lo que la convierte en una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes.

¿Quieres saber más acerca de esta ETS? Si es así, te recomendamos que sigas leyendo este artículo donde te explicaremos varios aspectos relacionados como, por ejemplo, los síntomas de la sífilis, su tratamiento y algunas de sus consecuencias.

Qué es la sífilis y cómo se contagia

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual provocada por una bacteria conocida como Theponema pallidum. Esta infección se transmite por el contacto con una llaga o erupción que presentan las personas que padecen la ETS a través de las relaciones sexuales sin protección, ya sea por vía vaginal, anal u oral, siendo esta última una de las formas más comunes de contagio. Sin embargo, cualquier persona que tenga sexo se puede contagiar de esta enfermedad si no utiliza condón, por lo que no se trata de una infección rara ni exclusiva de personas con ciertas preferencias sexuales.

Además, las mujeres embarazadas infectadas también pueden transmitir la sífilis al bebé, ya sea a través de la placenta o durante el parto.

Los síntomas de la sífilis pueden variar dependiendo de la etapa en la que se encuentra la enfermedad. Sin embargo, en las primeras etapas suelen aparecer llagas o chancros que son indoloras, primero en las zonas genitales o de la garganta durante las primeras tres semanas tras la infección, y luego en otras partes del cuerpo como las manos y las plantas de los pies. También pueden estar acompañadas por otros síntomas como fiebre, dolor muscular, dolor de cabeza, pérdida de peso y fatiga.

Consecuencias de la sífilis en la mujer y el hombre

Como hemos mencionado, la sífilis puede provocar algunos síntomas como las llagas durante las primeras fases de la enfermedad. Sin embargo, a medida que va avanzando estas señales pueden ir desapareciendo, lo cual incita a pensar que la enfermedad se ha curado. El problema es que aunque dejes de mostrar síntomas, seguirás teniendo sífilis, por lo que es importante ser diagnosticado y seguir un tratamiento específico para acabar con ella.

De no ser así,  la infección se volverá cada vez más peligrosa y las consecuencias de la sífilis, tanto para mujeres como hombres, pueden ir desde la aparición de tumores hasta daños cerebrales y en otros órganos, produciendo a veces incluso parálisis y ceguera.

Consecuencias de la sífilis congénita

La sífilis congénita se trata de una infección severa y potencialmente mortal causada por la misma bacteria que en el caso anterior. Esta enfermedad afecta a los bebés incluso desde antes de nacer, ya que se transmite de la madre infectada al feto o bebé ya sea a través de la placenta durante el embarazo o bien, en el parto. La mayoría de los bebés infectados no suelen presentar síntomas de padecer sífilis, por lo que si la madre ha padecido esta ETS u otra, será imprescindible realizar las pruebas pertinentes al recién nacido y asignarle el tratamiento adecuado. De no ser así, la sífilis puede provocar consecuencias graves para su salud como ceguera, sordera, inflamación articular o dolor de huesos, entre otros.

¿La sífilis tiene cura?

La sífilis tiene cura siempre que se diagnostique durante las primeras fases, por lo que si has observado que te ha aparecido alguna llaga en la zona genital o de la garganta tendrás que acudir inmediatamente al médico especialista, ya sea al ginecólogo en el caso de las mujeres o el urólogo en el caso de los hombres, para que te realice una revisión completa que incluya un análisis sanguíneo. También es recomendable que te examines una vez al año en el caso de que:

  • Seas sexualmente activo y no hayas usado condón en todas tus relaciones sexuales
  • Si tú o tu pareja sexual han tenido anteriormente una ETS, pues esto te hace más propenso a contraer nuevas infecciones de transmisión sexual
  • Si has tenido una relación sexual de alto riesgo y no has usado el condón

Una vez hayas sido diagnosticado, el especialista comenzará el tratamiento de la sífilis principalmente con fármacos antibióticos potentes para eliminar la bacteria que provoca esta condición.

Cómo evitar el contagio de sífilis

Al igual que ocurre con otras enfermedades de transmisión sexual, no existe un método que nos ayude a prevenir completamente la sífilis. Sin embargo, el preservativo reduce el riesgo de contagio de sífilis, por lo que es recomendable que lo utilices en cada encuentro sexual y durante todo el tiempo que este dure. También debes tener en cuenta que si no utilizas apropiadamente el condón, este método anticonceptivo no te servirá contra las ETS. Por lo tanto, es importante que sepas usar correctamente el preservativo para no quedar expuestos durante las relaciones sexuales.

En nuestros artículos Cómo poner un condón paso a paso te explicamos la manera apropiada de usarlo, mientras que en nuestro artículo Por qué se rompe el condón te revelamos la causa más frecuente de roturas para que evites correr riesgos durante tus encuentros sexuales.

¡Protegerte está en tus manos!

 

[1] OMS, Sexually transmitted infections (STIs) Fact Sheet

Productos más vistos

Artículos más populares