Algunas parejas, para evitar un embarazo no deseado, practican lo que se conoce como “marcha atrás”. Lo hacen pensando que es una medida segura: si el semen no llega al interior de la vagina, no debería poder producirse un embarazo.

Según una encuesta realizada por la Sociedad Española de Contracepción en el 2018, entre 1800 mujeres de entre 14 y 49 años, el 1,2% admitió usar la marcha atrás como método anticonceptivo (1). Pero, ¿la marcha atrás es segura?, ¿se trata de un método anticonceptivo eficaz? En el siguiente artículo, te explicamos más acerca de esta opción, también conocida como coitus interruptus o coito interrumpido.

¿Qué es la marcha atrás o coitus interruptus?

La marcha atrás consiste en retirar el pene del interior de la vagina durante la relación sexual antes de que se produzca la eyaculación del semen. Las personas que practican la marcha atrás como método anticonceptivo lo hacen pensando en que, si el semen no termina en el interior de la vagina, no es posible que haya embarazo. El problema es que no es tan fácil conseguir el autocontrol necesario como para frenar la eyaculación cuando se desea ni es posible tener la seguridad de que ningún fluido seminal llegará a la vagina.

¿Qué tan segura es la marcha atrás?

No podemos considerar la marcha atrás como un método anticonceptivo seguro porque depende en exclusiva de que el hombre controle por completo la eyaculación y el momento justo de retirar el pene de la vagina. Con que salga una mínima cantidad de semen, ya hay riesgo de embarazo.

Según la Organización Mundial de la Salud, por cada 100 mujeres que usan el coitus interruptus o marcha atrás como método anticonceptivo durante un año, se estima que alrededor de 20 saldrán embarazadas al usar esta alternativa como se utiliza comúnmente. La OMS indica que, incluso con un uso perfecto de este método, es decir, retirando siempre el pene antes de que se produzca la eyaculación, se estima que 4 de cada 100 mujeres podrán salir embarazadas tras un año (2). Además, la marcha atrás no evita contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS). En definitiva, por todas las siguientes razones debes dudar de la efectividad de la marcha atrás:

  • Depende solo del control del hombre y justo en el momento más delicado: el clímax.
  • La mujer tendrá la duda de si se ha conseguido controlar por completo la eyaculación en su interior, lo que le puede generar ansiedad mientras espera la siguiente menstruación.
  • Para que haya un embarazo basta con una mínima cantidad de semen. De hecho, solo hace falta un espermatozoide.
  • Por otra parte, en una eyaculación cerca de la entrada de la vagina algún espermatozoide puede conseguir alcanzar el interior.
  • No evita que puedas contraer una ETS.
  • Puede generar frustración e insatisfacción, ya que la relación tiene que cortarse, muchas veces, interrumpiendo el orgasmo.
  • Además, hay que estar pendiente en todo momento de la eyaculación, con lo que es más difícil relajarse y dejarse llevar.

¿Por cuáles métodos anticonceptivos puedo optar para un sexo más seguro?

Una vez sabido que la marcha atrás no es segura, lo mejor es que utilices otro método anticonceptivo. El primero que te recomendamos es el condón, es un método llamado de barrera porque impide el contacto entre los genitales y sus fluidos. Por ello, es el único método capaz de reducir el riesgo de contagio de ETS entre 80-90% si se usa correctamente y durante todo el acto sexual (3). En cuanto a los embarazos no deseados, los previene hasta en un 98%, igualmente cuando se usa de forma correcta y durante todo el encuentro (4). Otras ventajas del condón son:

  • No tiene efectos hormonales para las mujeres.
  • Usarlo es muy sencillo.
  • Hay tantas variedades que se ha convertido en un elemento más para conseguir que el sexo sea divertido y excitante. Te animamos a probar la gama de condones Durex, con opciones para todos los gustos, como los preservativos extrafinos Durex Invisible, que son tan finos que ni notarás que lo llevas puesto, los Mutual Climax, pensados para acelerar el clímax femenino y retrasar el masculino, o los Intense Orgasmic, con puntos, estrías y un gel estimulante para proporcionarte sensaciones únicas. Si eres de los que todavía piensa que el condón acaba con el placer, lee nuestro artículo ¿El condón afecta el sexo?
comprar condones Durex

Cumplen con la normativa de productos sanitarios

Descubre la gama Durex 

Hay otros métodos seguros para evitar los embarazos, como los hormonales. Son el DIU, la píldora, el parche cutáneo, el anillo vaginal, los implantes o los inyectables, pero para utilizarlos es imprescindible visitar al ginecólogo previamente.

Ahora que ya sabes que la marcha atrás no es segura, te invitamos a elegir un método anticonceptivo con eficacia probada que te ayude, no solo a prevenir un embarazo no deseado sino también el contagio de ETS.

 

Fuentes: