Contracepcion: tambien para ella

Contracepcion: tambien para ella

Darle importancia a la contracepción te permite también controlar tu salud y, por consiguiente, tu propio cuerpo. Porque no olvidemos que la contracepción ayuda a evitar las llamadas Enfermedades de Transmisión Sexual y el embarazo, así como a elegir cuándo quieres practicar sexo.

Mientras los datos demuestran que solo un 49% de los encuestados piensa que “es importante estar responsabilizado con la contracepción”, uno de cada cinco personas cree que usar condón es una responsabilidad exclusiva del hombre. Si estás dentro de este último grupo a lo mejor cambias de opinión después de leer este artículo:

¿Qué hay disponible?

Hay una larga lista de métodos anticonceptivos que te permiten elegir dependiendo de lo que te guste. Los tipos más populares incluyen los condones (para hombres y mujeres), la píldora anticonceptiva y también los implantes. Y hay más, pero estos pueden ser permanentes o menos conocidos. Recuerda que es importante que le preguntes a tu doctor sobre qué tipo de contracepción es mejor para ti.

Específicos para mujeres

La píldora

La píldora anticonceptiva ha sido y es uno de los métodos más famosos para aquellas mujeres que quieran controlar su salud sexual por primera vez. Funciona hormonalmente y evita que los ovarios generen óvulos, haciendo por tanto muy difícil que un espermatozoide alcance a un óvulo. Debido a esta relación con las hormonas, es aconsejable hablar con un doctor para que te diga cuál es la píldora anticonceptiva que mejor te viene. Sin embargo, aunque la píldora es efectiva para evitar el embarazo, hay que aclarar que no puede prevenir las enfermedades de transmisión sexual. Combinarlas con los preservativos puede ser un método efectivo para prevenir ambas cosas.

Implante anticonceptivo

Aunque los implantes anticonceptivos son relativamente nuevos, hay que explicar que funcionan como la píldora con la diferencia de que son unos conductos insertados en el brazo. Y mientras que al igual que la píldora el implante no protege contra las Enfermedades de Transmisión Sexual pero sí contra el embarazo, cuenta con la ventaja de que no tiene que tomarse por vía oral todos los días. Con una inserción es suficiente, pero en caso de duda habla con tu doctor sobre los diferentes tipos de contracepción disponibles.

Preservativos femeninos

Los preservativos femeninos, que se introducen dentro de la vagina y tienen la misma misión que los masculinos, están hechos de un tipo de plástico fino y suave llamado poliuretano. Y aunque muchas veces tengan mala fama, son sin duda una buena elección. Además de que protegen de las Enfermedades de Transmisión Sexual y del embarazo, usados correctamente tienen una efectividad del 95%.

Recurrir a un método anticonceptivo u otro depende de tu elección personal, pero es importante que no lo rechaces antes de al menos probarlo. La clave de todo es hablarlo con tu pareja y llegar a una conclusión.

Tu propia protección

Saber qué tipo de contracepción tienes que elegir es algo crucial para disfrutar del sexo.  Porque un buen método anticonceptivo no solamente debería proporcionarte tranquilidad, sino también ese plus necesario para desatar la pasión que llevas dentro.

Productos más vistos

Artículos más populares