Los hombres y las mujeres no alcanzan el orgasmo de la misma manera. Es habitual que las mujeres no lo consigan solo con la penetración vaginal y necesiten también la estimulación del clítoris. Además, hay que tener en cuenta que la intensidad de los orgasmos o la forma de llegar a ellos varían en cada mujer y hasta en cada relación (1). Así, aunque cada chica es un mundo, hay algunas recomendaciones generales que puedes seguir si te preguntas cómo tener mejores orgasmos o conseguir que estos sean más intensos. En este artículo hablaremos de las diferencias entre el orgasmo femenino y el masculino y te daremos consejos sobre cómo mejorar el orgasmo.

Diferencias entre el orgasmo femenino y masculino

Como hemos dicho, el orgasmo femenino y el masculino no son iguales, hay algunas diferencias (2). En las mujeres se distinguen tres tipos de orgasmos: el vaginal, el clitoriano y el mixto. Dependen de dónde se produzca la estimulación más intensa. Además, hay que tener en cuenta un dato muy interesante, que es que las mujeres son capaces de llegar al orgasmo sin que la estimulación sea en la zona genital, esto quiere decir que acariciando o besando cualquier otra parte del cuerpo que a la mujer le resulte especialmente excitante podría desencadenarse un orgasmo, sin ni siquiera tocar la vagina. Y todavía hay otra diferencia importante, se sabe que las mujeres son capaces de tener varios orgasmos seguidos. Los hombres, en cambio, necesitan un tiempo para recuperarse de un orgasmo antes de poder tener otro.

Consejos para tener mejores orgasmos

Ahora que conoces las diferencias entre el orgasmo femenino y el masculino, teniéndolas en cuenta podemos darte algunos consejos para tener orgasmos más intensos:

Dile a tu pareja lo que te gusta

Quizá te dé vergüenza hablar con tu pareja de lo que te gusta o no en la cama, pero la comunicación es muy importante para que el sexo sea bueno para las dos personas. ¡Hablar también es muy sexy! Si las chicas necesitan más estimulación y en zonas que no solo sean los genitales, está bien que tengan la confianza como para expresarlo. A veces, no hace falta ni siquiera verbalizarlo, basta con emitir algunos gemidos de placer para indicar que algo te está gustando o guiar las manos de tu pareja hacia zonas o movimientos que consigan excitarte a tope. De lo que se trata es que disfrutéis los dos sin complejos. Así que, si te preguntas cómo tener más orgasmos, la clave puede estar en usar la lengua también para hablar.

Concéntrate en el momento que estás viviendo

Para disfrutar de un buen sexo es importante que estés concentrado en lo que está pasando en ese momento. Así podrás centrarte en lo que estás haciendo y en lo que te están haciendo a ti. En otras palabras, no pienses en nada más que en el sexo y en lo que estás sintiendo y haciendo sentir. Las distracciones, y en ellas podemos incluir la vergüenza y la inseguridad, cortan el rollo y hacen más difícil llegar al orgasmo, aunque se siga con la estimulación. Si por cualquier motivo te sientes incómodo, puede ser una buena idea que pares y que vuelvas a empezar desde el principio. ¡No pienses, solo déjate llevar y disfruta!

Pierde la vergüenza

Así como es importante comunicarte con tu pareja para que sepa lo que te gusta más y lo que no te pone nada, también es bueno que no tengas miedo a mostrárselo. Por ejemplo, puedes masturbarte o tocarte a ti misma para que tu pareja vea, directamente, qué es lo que más te gusta y, muy importante, cómo te gusta que te lo hagan en cuanto a intensidad, ritmo, fuerza, suavidad, etc. Además, esta comunicación será muy excitante para ambos y puede ser una buena forma de intensificar el orgasmo.

Usa lubricante

Si todavía no lo conoces, el lubricante puede ser un muy buen complemento para mejorar tus relaciones sexuales y, por supuesto, tus orgasmos. El lubricante aporta un extra de lubricación a la zona genital, de forma que la penetración o la masturbación se hace más fácil, más suave y placentera. Por este motivo, los lubricantes pueden ser el complemento que te falta si estás buscando cómo llegar al orgasmo.

¿No sabes por dónde comenzar a elegir uno? Puedes probar Durex Intense, especialmente diseñado para intensificar el orgasmo. Para usar este gel estimulante tan solo tienes que aplicar 2 o 3 gotas en el clítoris cuando empecéis con los preliminares, aunque según cómo reaccione cada cuerpo, podrías necesitar más de dos gotas. La particularidad que tiene es que potencia la estimulación y transmite sensaciones de hormigueo, de calor y de frescor, intensificando el orgasmo femenino.

Durex intense orgasmic

Cumple con la normativa de productos sanitarios

Y si buscas otro tipo de lubricación pero aún no te decides, te invitamos a leer nuestro artículo Cómo elegir un lubricante para que descubras qué tener en cuenta para escoger el producto ideal para ti.

Con estos consejos para tener mejores orgasmos podrás disfrutar mucho más de tu sexualidad y de cada encuentro. ¡Anímate a ponerlos el práctica y dile sí a un mejor sexo!

 

Fuentes

(1) Anorgasmia en mujeres, Mayo Clinic.

(2) Definición, tipos y fisiología del orgasmo femenino. María Emilia Chávez, publicado en Elsevier.

 

RB-M-98800

NO TE VAYAS AHORA

Utiliza el código ENVIOGRATIS para obtener el envío gratis.

ENVIOGRATIS

Válido hasta el 31.12.2022.