Cada año se registran 376 millones de nuevos casos de infecciones de transmisión sexual o ITS causadas por bacterias. Entre ellas se encuentra la gonorrea, que es una de las más frecuentes en personas de todo el mundo(1). El contagio de la gonorrea es habitual porque cualquiera que mantenga relaciones sexuales sin condón está en riesgo de contraerla, especialmente si se dispone de más de una pareja sexual. Además, aunque algunas personas piensan que solo por el hecho de no presentar ningún síntoma no han sido contagiadas de una ITS, esta afirmación no siempre es cierta. Teniendo en cuenta este dato, ¿eres de los que se preguntan si puedo tener gonorrea sin síntomas? A continuación, en este artículo te damos la respuesta y, además de resolver esta cuestión, te explicaremos las consecuencias de no tratar la gonorrea, cómo se transmite esta enfermedad y cuál es la mejor forma de prevenirla.

¿Puedo tener gonorrea sin síntomas?

Sí, una de las particularidades de la gonorrea es que hay personas que la padecen sin manifestar ningún síntoma, es decir, son por completo asintomáticas. Pero, aunque no lo sepan, la enfermedad les causará daños y la podrán transmitir a otras personas con las que mantengan relaciones sexuales. Carecer de síntomas de gonorrea no es una excepción, ya que se considera que entre el 10 y el 15 % de los hombres y hasta el 80 % de las mujeres pueden no presentar ningún signo de gonorrea(2). Como desconocen que padecen esta infección de transmisión sexual, no van a poder buscar tratamiento. La consecuencia son complicaciones derivadas de la enfermedad, además de la transmisión a otras personas durante el sexo. Entonces, ¿cómo podemos detectar si tenemos o no gonorrea? Te lo explicamos:

¿Cómo sé si tengo gonorrea?

La dificultad en este caso está en que, de tener gonorrea sin ningún síntoma, no vas a poder saber con certeza si la padeces o no basándote exclusivamente en cómo te sientes o en qué signos notas. Por lo tanto, por otra parte, tal y como sucede con todas las ITS, hasta que no te hagas una prueba no tendrás unos resultados concluyentes que te permitan conocer con seguridad si estás o no contagiado. Por eso, si mantienes una vida sexual activa o has tenido relaciones sexuales sin condón con alguien que sabes o sospechas que está contagiado, es recomendable que acudas a tu médico a hacerte las pruebas necesarias para salir de dudas.(3)  

¿Cómo sabrá mi médico si tengo gonorrea?

Confirmar o descartar la gonorrea es sencillo. Se puede hacer a través de una muestra de orina, pero también es posible diagnosticar la enfermedad a partir de muestras de células del pene o del cuello uterino de la mujer tomadas con un hisopo.(3) En caso de dar positivo, el médico te recetará el correspondiente tratamiento para curarte.

¿Qué pasa si no trato la gonorrea?

El problema añadido con la gonorrea es que, en caso de no detectarla ni, en consecuencia, tratarla, podrías tener alteraciones graves de la salud, como por ejemplo infertilidad tanto en el hombre como en la mujer o, en concreto en las mujeres, dolores pélvicos o abdominales que se hacen crónicos y embarazo ectópico, que es aquel en el que la implantación del embrión se localiza fuera del útero(4).

¿Qué hacer para prevenir la gonorrea?

Existen varias maneras de prevenir ITS como la gonorrea. La principal es mantener siempre relaciones sexuales de forma responsable. A continuación, te dejamos algunas recomendaciones que pueden ayudarte a evitar contagiarte de esta ITS: (5)

  • Abstinencia sexual: abstenerte de establecer relaciones sexuales sería la forma más segura de prevenir la gonorrea.
  • Usar el condón: la utilización del condón durante todos tus contactos sexuales, incluyendo el sexo anal, el oral o el vaginal, te ofrece una elevada protección ante los contagios.
  • Limitar la cantidad de compañeros sexuales: establecer una relación monógama, es decir, aquella en la que tanto tú como tu pareja no tengáis sexo con terceras personas, reduce los riesgos.
  • Evitar el contacto sexual con personas susceptibles de tener ITS: procura no entrar en contacto íntimo con personas que puedan tener una ITS y, en caso de duda, acude de inmediato a tu clínica de referencia para hacerte las pruebas correspondientes.
  • Notificar inmediatamente a tus contactos sexuales cualquier enfermedad que se te diagnostique para que puedan ser examinados: en cuanto tengas un diagnóstico médico, informa a todas las personas con las que hayas practicado sexo. De esta forma podrán iniciar un tratamiento precoz, de ser necesario, evitando las consecuencias negativas de una enfermedad sin tratar, además del contagio a otras personas.

Por último, para evitar contraer la gonorrea de nuevo, lo  más recomendable es abstenerse de mantener relaciones sexuales hasta que tu pareja y tú terminéis el tratamiento y los síntomas hayan desaparecido.