El VPH o virus del papiloma humano cuenta con muchos tipos. Se clasifican según los que son de bajo riesgo y los que son de alto riesgo, pues algunos solo producen verrugas en genitales, boca o garganta, mientras otros pueden llegar a generar un cáncer. Se transmiten principalmente a través de relaciones sexuales vaginales, anales u orales sin protección. La infección por VPH es una de las enfermedades de transmisión sexual o ETS más comunes a nivel mundial. En el caso de España, se estima que afecta a 1 de cada 4 adolescentes, según datos de la Academia Española de Dermatología y Venerología, por lo que es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente y cualquiera que tenga una vida sexualmente activa podría contagiarse.

Sabiendo todo esto, ¿cómo podemos protegernos contra esta ETS? ¿El condón protege del VPH? A continuación te lo explicamos todo.

¿Cómo se transmite el VPH?

Las formas de transmisión del VPH requieren un contacto como el que se produce en las relaciones sexuales. Basta solo con el contacto entre los genitales, sin que necesariamente haya penetración o intercambio de fluidos, aunque es más frecuente el contagio cuando hay penetración vaginal o anal.

Cualquier persona sexualmente activa puede contraer VPH, pero no todas las personas presentan síntomas, por eso resulta difícil saber a simple vista quién tiene la infección y quién no. Por lo general, el VPH acaba por desaparecer por sí solo, pero mientras está presente es posible contagiar a otras personas. Además, los síntomas pueden aparecer años después del contagio.

Así, los encuentros sexuales sin protección nos hacen más propensos a contraer la enfermedad. Por ello, muchas personas si preguntan si el condón protege del papiloma humano. La respuesta es sí, pero con matices, como veremos a continuación.

¿El preservativo protege del VPH?

El uso correcto del condón reduce notablemente el riesgo de contraer VPH y otras enfermedades sexuales, tanto en hombres como en mujeres, aunque no puede prevenirlas al 100 %. El preservativo es el único anticonceptivo con esta propiedad, esto se debe a que es un método de barrera.

Según los estudios, el uso adecuado del condón ayuda a reducir el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual entre 80 y 90%, sin embargo, este porcentaje puede variar dependiendo del tipo de ETS y por su puesto de la forma en la que utilicemos el preservativo, que debe emplearse durante todo el acto sexual.

Lo que es importante recordar es que al usar el condón disminuimos notablemente la posibilidad de contagiarnos de una infección sexual, por lo que su uso está siempre recomendado, especialmente si tenemos varias parejas sexuales. Así, debido a la importancia de usarlo bien durante todo el encuentro, así como de colocarlo correctamente para que sea lo más efectivo posible, resulta necesario conocer bien cómo poner un condón paso a paso.

comprar condones online

Descubre la gama de condones Durex

En el caso concreto del VPH, se reduce la posibilidad del contagio, pero no se elimina el riesgo por completo, ya que durante el sexo pueden entrar en contacto zonas infectadas por el virus que no quedan cubiertas por el preservativo como, por ejemplo, la base del pene, los labios vaginales o la cara interna de los muslos.

En resumen, ¿el preservativo protege del VPH? Si lo utilizas bien y durante todo el encuentro reduces considerablemente el riesgo de contagio del virus.

¡Vacúnate para protegerte del VPH!

A día de hoy no hay cura para el VPH, pero sí existe una vacuna que protege contra distintos tipos, como los que originan verrugas genitales o cáncer. Es más eficaz si se administra antes de mantener relaciones sexuales por primera vez, por eso la edad recomendada para recibirla es entre los 9 y los14 años, en dos dosis separadas por 6 o 12 meses.

Si pasados los 15 años no te has vacunado, puedes hacerlo antes de los 26 si eres chica o de los 21 en el caso de los chicos y te administrarán tres dosis a lo largo de seis meses. La segunda dosis se inyecta 1 o 2 meses después de la primera y la tercera a los 6 meses de la primera.

En España esta vacuna se incluye en el calendario de vacunaciones solo para niñas y se recomienda su administración a los 12 años.

En buena parte de los afectados por VPH esta condición no ocasiona ningún o solo genera verrugas genitales, pero hay que tener en cuenta las consecuencias de contraer los VPH de alto riesgo, los tipos 16 y 18. Estas pueden ser tan graves como el cáncer de cérvix, de útero, de vulva, de vagina, de pene, de garganta o de ano.

Por todo esto, no dudes en protegerte. Vacúnate, usa condón y acude al médico cuando te lo indique para realizar pruebas de detección del VPH. ¡Protegerte está en tus manos!

 

Fuentes:

- Nota de prensa de la Academia Española de Dermatología y Venerología, 8 de agosto de 2016

- Organización Mundial de la Salud, Infecciones de Transmisión Sexual

- MedlinePlus, Virus de Papiloma Humano

-  Eaton EF, Hoesley CJ. Barrier Methods for Human Immunodeficiency Virus Prevention. Infect Dis Clin N Am 2014; 28: 585–599.