Posturas sexuales para la primera vez

El dolor es uno de los temores más frecuentes de las chicas cuando piensan en la primera vez. La buena noticia es que tu primera relación sexual no tiene que doler necesariamente. Además, debes saber que hay algunas posturas que pueden favorecer la penetración y evitar así que sientas molestias. Estas posiciones y otros consejos, como los que encontrarás en nuestro artículo Cómo preparar tu primera vez, te ayudarán a disfrutar todo lo posible de este momento tan importante de tu vida. Pero ahora, sigue leyendo para conocer las mejores posturas sexuales para la primera vez.

Las mejores posiciones sexuales para la primera vez

En primer lugar, si has visto películas porno, olvídate de lo que crees que has aprendido en ellas. El sexo en la realidad tiene muy poco que ver con esa ficción. Encara tu primera vez y el sexo en general como un proceso de aprendizaje tanto para ti como para tu pareja. Se trata de experimentar y de ir conociendo, poco a poco, tu cuerpo y el del otro e ir aprendiendo qué gusta, qué no, qué excita y cómo.

Querer tener un sexo rápido, una penetración fuerte o demasiado profunda probablemente no sean las opciones más recomendables para una primera vez. Es mejor recurrir a posturas que faciliten la penetración pero que también permitan a la vez poder estimular zonas importantes como el clítoris, así como que la pareja pueda llegar fácilmente a otras zonas como el pecho para estimularlo con besos y caricias. Con todo esto notarás que aumenta tu excitación y, precisamente, es lo que hará que sea menos probable que sientas molestias. Teniendo esto en cuenta, te recomendamos las siguientes posiciones sexuales para la primera vez:

El misionero, clásica pero placentera

Esta es de las posturas más extendidas y comunes. La mujer se tumba boca arriba y el hombre se coloca encima. Para muchas mujeres resulta placentera por su intimidad, ya que permite el contacto cara a cara. La penetración no es demasiado profunda y, además, favorece la estimulación del clítoris y los besos, por eso la consideramos entre las posiciones sexuales menos dolorosas.

el misionero para la primera vez

La cucharita, tus zonas más sensibles a su alcance

En esta postura, también de las más clásicas, el hombre abraza desde atrás a la mujer, estando los dos tumbados de lado. Puede ayudar en las primeras veces porque la penetración que se consigue no es muy profunda y favorece que los movimientos sean más lentos. Además, puede ser muy placentera para la mujer porque el hombre puede abrazar y acariciar todo su cuerpo, aumentando la intimidad y la excitación.

mejores posiciones sexuales para la primera vez

Tú arriba, marcando el ritmo del placer

Como su nombre indica, la mujer se sitúa encima del chico, que está sentado, con lo que es una buena opción para espacios como un coche, una silla o el borde de una cama. Resulta muy placentera para la mujer porque le permite tener el control de la penetración y, mientras, la pareja la puede acariciar.

mejores posturas para la primera vez

Boca abajo, lenta y rítmica

En este caso, la mujer se tumba boca abajo y el hombre se coloca encima, por lo que la penetración se da desde atrás. Lo más interesante de esta posición es que la penetración va a ser lenta y controlada, por lo que es ideal para momentos en que se busca ir despacio.

posturas que menos duelen para la primera vez

La vela, para penetraciones más profundas

Por último, en esta posición la mujer está tumbada boca arriba en el borde de una cama o mesa, mientras que el hombre se coloca de pie frente a ella, de ahí que se consiga mayor profundidad en la penetración y que se recomiende un ritmo suave. Puede resultar muy placentera para la mujer porque su pareja puede acariciarle todo el cuerpo, a la vez que se mantiene el contacto visual.

posiciones que menos duelen para la primera vez

Consejos para evitar el dolor en la primera vez

Además de las posturas sexuales menos dolorosas que hemos repasado, puedes tener en cuenta otros consejos que te ayudarán a minimizar cualquier molestia en tu primera vez. Los repasamos a continuación.

Dediquen tiempo a excitarse antes de la penetración

Estamos hablando de los preliminares, es decir, de todos los besos, caricias, etc., que se pueden hacer antes de llegar a la penetración vaginal. Aumentan la excitación, con lo que favorecen el buen sexo.

Mientras más mojada, mejor

Es muy importante la lubricación porque es lo que ayuda a conseguir una penetración más suave y, en consecuencia, previene las molestias y favorece el placer. Puedes ayudarte de lubricantes para disfrutar de un sexo más suave y placentero, tanto en la primera vez como en todas las demás. Puedes probar los lubricantes de la gama Durex.

lubricantes para el evitar el dolor la primera vez

Cumplen con la normativa de producto sanitario

Mejor una penetración suave y delicada

Ya habrá tiempo para un sexo más rápido, si es lo que quieres. Recuerda las posturas que te hemos recomendado y hazlas con calma y paciencia, según el ritmo que necesitas.

No tengan prisa

Finalmente, es importante no apresurarse en la primera vez. Hazlo cuando quieras, sin presiones, y tómate todo el tiempo que necesites. 

Por último, no olvides que es fundamental que tomes precauciones, como usar condón, ya que te puedes quedar embarazada incluso en tu primera vez. Usa siempre métodos anticonceptivos. El condón evita embarazos no deseados hasta con un 98% de eficacia (1) y, además, es el único método que reduce el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) con una eficacia de entre el 80 y el 90%, siempre que se use bien y desde que empieza hasta que acaba la relación (2).

 

Fuentes:

(1)       Trussell J. Contraceptive failure in the United States. Contraception. 2011 May 1;83(5):397-404.
(2)       Eaton EF, Hoesley CJ. Barrier Methods for Human Immunodeficiency Virus Prevention. Infect Dis Clin N Am 2014; 28: 585–599.

 

RB-M-91361

NO TE VAYAS AHORA

Utiliza el código ENVIOGRATIS para obtener el envío gratis.

ENVIOGRATIS

Válido hasta el 31.12.2022.