Las mejores posturas para llegar al orgasmo

Tener un orgasmo de esos que hacen que todo tiemble no es siempre tan fácil como pensamos. Para muchas personas el sexo con penetración por sí solo puede no ser suficiente para alcanzar el clímax y en su lugar pueden preferir los juguetes sexuales, el sexo oral, los dedos: ¡existen infinitas posibilidades que pasarlo bien! Y, aunque el sexo no se mide solo por la capacidad para llegar al clímax, si lo que quieres es encontrar mayor placer durante la penetración y buscas algunos consejos de posturas para llegar al orgasmo, has llegado al lugar indicado.

Solo recuerda: no hay una única forma de hacerlo. Si una posición no parece la adecuada para ti y tu pareja, podéis probar otras cosas, siempre que ambos estéis de acuerdo.

Algunas posturas para favorecer el orgasmo

La penetración suave y controlada, estimular varias zonas erógenas durante la penetración u optar por posturas que favorezcan el roce con el clítoris en el caso de las mujeres, son algunas de las estrategias que resultan efectivas para hacer que una postura sexual nos ayude a llegar al orgasmo durante la penetración. Por eso, compartimos contigo las opciones que puedes probar para obtener la máxima satisfacción:

El misionario reinventado

Si normalmente no llegas al orgasmo con la penetración o prefieres tener sexo sin penetración, esta postura puede ser perfecta para ti. Comienza en la postura sexual del misionero, acostándote sobre tu espalda y tu pareja encima de ti. Haz que mueva el cuerpo hacia tu cabeza, de forma que su pelvis esté ligeramente por encima de la tuya. Puedes poner algunos cojines debajo de tus caderas para más apoyo.

Desde aquí, tu pareja puede moverse para imitar la forma de un ocho sobre tu pelvis. Esto puede ayudar a estimular áreas como el clítoris y provocará sensaciones placenteras para ambos. Es una buena idea considerar probar un lubricante para obtener una experiencia más sensual, y si pasas a cualquier tipo de sexo con penetración, puedes poner las piernas sobre los hombros de tu pareja para conseguir una penetración más profunda. Y si lo que quieres es hacer que el encuentro sea más divertido, entonces te invitamos a probar los preservativos con texturas para una máxima estimulación.

 como mejorar el orgasmo

Cumple con la normativa de producto sanitario


Cabalgando a tu pareja

En esta postura cambiáis de lugar para que la persona que antes estaba debajo ahora esté encima. Desde aquí, cabalga sobre tu pareja de frente o de espaldas, es decir, mirándole a la cara o a sus pies. Puedes frotarte contra su cuerpo, inclinarte en diferentes ángulos y si estás practicando sexo con penetración, controlar el ritmo, la profundidad y el ángulo de penetración.

Tu pareja puede pasar sus dedos por tu espalda, acariciar tus zonas erógenas y tu cuerpo a medida que os movéis juntos, o incluso usar un juguete sexual. Es súper sensual y súper sencillo.


El perrito descendente

Comienza sobre tus manos y rodillas, con tu pareja de rodillas o de pie detrás tuyo. En esta posición tienes muchas opciones para conseguir orgasmos altamente placenteros. La persona que está detrás puede besar suavemente las zonas erógenas de su pareja hasta llegar al sexo oral. Quizá quieras probar un juguete o algo de lubricante para más estimulación. Y, si estás practicando sexo con penetración, puede sujetar tus caderas mientras se mueve.

Para cambiar el ángulo de penetración, apóyate en los codos. La intensidad de esta postura podría permitir la estimulación del punto G. Otra opción es bajar hasta apoyarte sobre el pecho, dejando tus caderas levantadas y que tu pareja se agache. Tú o tu pareja podréis estimular áreas sensibles mientras os movéis juntos.


El puente

Esta es otra postura que podría ayudar a conseguir que tú o tu pareja tenga mejores orgasmos. Comienza tumbándote sobre la espalda con tu pareja de rodillas frente a ti. Mientras estás sobre tu espalda, dobla las rodillas y coloca las plantas de tus pies sobre la cama, luego arquea tus caderas hacia el techo, para formar un puente bajo.

Tu pareja puede usar la boca, las manos, juguetes, lo que más te apetezca, para llevarte al orgasmo. Y, si tienes sexo con penetración, puede penetrarte sujetando tus caderas para un máximo disfrute.

La cucharita

Además de ser sensual e íntimo, ya que tu pareja te abraza por detrás, esta es una de las posturas más fáciles para la doble estimulación. Túmbate de lado con tu pareja detrás para que ambos miréis en la misma dirección, y empuja tu trasero hacia ella. Podéis tocaros, presionar suavemente un vibrador sobre tus puntos favoritos, o si tienes sexo con penetración, la persona que está detrás puede estimular todas las zonas erógenas importantes.

Y, por último, aunque no menos importante, las posturas con mención honorífica incluyen mesas de cocina (que no sean muy altas) y sillas resistentes donde puedas cabalgar a tu pareja. También puedes apoyarte en una pared, mientras que la persona que se apoya pone las piernas alrededor de la otra. Prueba cosas, descubre qué funciona, y encuentra la forma de llegar al mejor orgasmo.

RB-M-100810

NO TE VAYAS AHORA

Utiliza el código ENVIOGRATIS para obtener el envío gratis.

ENVIOGRATIS

Válido hasta el 31.12.2022.