1 DE CADA 4 PERSONAS
PODRÍA TENER UNA ETS ANTES DE ACABAR
EL INSITUTO*

Una ETS es una infección que puede estar provocada por bacterias, hongos, parásitos o virus y que generalmente se transmite por la sangre, semen y fluidos vaginales de una persona a otra a través de las relaciones sexuales, ya sea por vía vaginal, anal u oral.

Las consecuencias de contraer alguna ETS son muy variadas y depende del tipo de enfermedad de transmisión sexual, pueden ir desde picor o dolor al orinar hasta consecuencias más graves como infertilidad o cáncer.

Usar condón para prevenirlas es fácil, seguro y te permitirá recordar esta noche por un buen motivo.