Qué hacer si mi pareja tiene hepatitis B

mi pareja tiene hepatitis b que hago

A nivel mundial, hay alrededor de 257 millones de personas infectadas con hepatitis B[1], una enfermedad que puede transmitirse a través del sexo vaginal, anal u oral sin protección con una persona infectada, así como a través del contacto directo con su sangre. Si tu pareja te ha informado que sufre de hepatitis B es básico que sepas en qué consiste esta ETS y qué debes hacer ahora. Por ello, en este artículo, te explicaremos qué hacer si mi pareja tiene hepatitis B.

Además, y aunque los signos de esta ETS tardan en aparecer, si crees sentir los síntomas de la hepatitis B y sospechas que tu pareja te ha contagiado, acude de inmediato al personal sanitario para que te informe sobre cuál es el tratamiento de la hepatitis B, el cual mencionaremos también en este artículo.

Qué es la hepatitis B y cómo se transmite

La hepatitis B es una infección sexual que afecta al hígado y que está causada por el virus de la hepatitis B (VHB). Esta enfermedad de transmisión sexual se considera altamente contagiosa y se transmite a través de fluidos corporales como el semen, las secreciones vaginales o la sangre. De este modo, las principales vías de contagio son las siguientes:

  • Relaciones sexuales sin protección con la persona infectada, ya sean vaginales, anales u orales.
  • Uso compartido de objetos de higiene personal, como las cuchillas, ya que podrían contener restos de sangre.
  • Utilizar jeringuillas usadas, ya que podría quedar restos sanguíneos en ellas.
  • También puede contagiarse de madre a hijo durante el parto (si ella está infectada previamente por la enfermedad).

Sin embargo, la hepatitis B no se transmite a través de la saliva, por lo que no existe riesgo de contagio si compartimos comida o utensilios, como cucharas y tenedores o si besamos a la persona infectada.

¿La hepatitis B se cura?

Es normal que si nuestra pareja ha sido afectada por esta ETS nos preguntemos si existe alguna cura. Esto depende de varios factores:

  • Si estás vacunado contra la hepatitis B es posible que seas inmune a esta condición. Según la Asociación Española de Pediatría, la inmunidad frente a la hepatitis B en vacunados dura al menos 30 años.[2]
  • Si nunca antes te has vacunado y no han pasado más de 12 horas desde el contagio, la hepatitis B puede prevenirse si se recibe una vacuna durante ese período de tiempo.
  • Si la enfermedad no está muy avanzada, es posible que nuestro cuerpo elimine el virus descansando, tomando líquidos y comiendo adecuadamente.
  • Si la enfermedad está avanzada, necesitarás tratamiento de la hepatitis B para toda la vida, ya que así reduciremos el riesgo de padecer otras enfermedades hepáticas.

Es importante que, si has tenido relaciones sexuales de riesgo sin protección con alguien que tiene o podría tener hepatitis B, acudas inmediatamente al personal sanitario para realizarte las pruebas pertinentes, ya que los síntomas de esta ETS pueden tardar hasta dos semanas en manifestarse.

¿Puedo vacunarme contra la hepatitis B?

Tal y como hemos indicado, existe una vacuna para prevenir la hepatitis B que actualmente forma parte del calendario de vacunación de los recién nacidos. En el caso de no haberla recibido durante esta etapa, la vacuna se podrá aplicar en cualquier momento de la vida, aunque generalmente se hace durante la infancia y la adolescencia.

En el caso de no haber sido vacunado y haber estado expuesto a la hepatitis B, esta opción solo será efectiva como tratamiento si se aplica dentro de las primeras 12 horas después de exponernos a este virus.

¿Qué hacer si mi pareja tiene hepatitis B?

En estos casos es normal que te preguntes qué hacer si mi pareja tiene hepatitis B. A continuación te damos una serie de consejos para afrontar esta situación:

Hazte la prueba de la hepatitis B

En primer lugar, si hemos mantenido relaciones sexuales con la persona infectada, tendremos que realizarnos la prueba de la hepatitis B. Si en la prueba sale positivo, tendremos que buscar atención médica inmediata. Sin embargo, si los resultados de la prueba son negativos, será necesario vacunarse lo antes posible contra la hepatitis B en caso de que no tengamos la vacuna. Además de ello, también es conveniente que consultemos a nuestro médico sobre inmunización extra para personas que conviven con pacientes con hepatitis B.

Usa siempre el condón en cada relación sexual vaginal o anal

Aunque los síntomas no sean visibles, la hepatitis B se transmite a través de las relaciones sexual, por lo que es muy importante que utilicemos siempre métodos anticonceptivos de barrera como el preservativo para reducir el riesgo de contagio. Además es conveniente hacerlo adecuadamente para evitar roturas, en nuestro artículo Por qué se rompe el condón te explicamos las causas más frecuentes por las que esto ocurre para que puedas reducir los riesgos.

Usa barreras de látex durante el sexo oral

Como hemos indicado, la hepatitis B puede transmitirse por fluidos corporales como el semen y las secreciones vaginales, por lo que si hacemos sexo oral y tenemos alguna lesión en la boca, estaremos aumentando la probabilidad de contagio. Para prevenir la transmisión a través de esta vía, es recomendable el uso de barreras de látex durante el sexo oral.

No compartas ningún objeto que pueda contener rastros de sangre

La sangre es una forma de contagio de la hepatitis B, por lo que es importante que evitemos el uso compartido de objetos de higiene personal, como las cuchillas de afeitar o los cepillos de dientes, ya que pueden quedar restos de sangre.

Consulta a tu médico ante cualquier duda

Además de los anteriores consejos sobre qué hacer si mi pareja tiene hepatitis B, también es recomendable que, si tienes cualquier duda sobre esta enfermedad, acudas al médico para resolver todas tus dudas.

 

[1] World Health Organization, Hepatitis B Fact Sheet)

[2] Comité asesor de vacunas de la AEP

Productos más vistos

Artículos más populares