Mejor sexo: conoce todas las zonas erogenas de tu chica

Mejor sexo: conoce todas las zonas erogenas de tu chica

Siempre ha existido un gran debate sobre si las otras especies del planeta sienten el placer que sentimos los seres humanos cuando practicamos sexo. Y es que debido a que nacimos como seres sociales dentro de sociedades complejas, es probable que nosotros desarrollásemos esta respuesta como incentivo para la reproducción.

Como resultado, la respuesta sexual puede estar desencadenada por una serie de cuestiones que van más allá del contacto sexual, como por ejemplo un simple roce, una sugerencia o los estímulos visuales. Así que podemos decir que ¡gracias a la evolución disfrutamos más del sexo! Entre estas sensaciones por explorar es importante que tu pareja aprenda los secretos de lo que para muchos es la clave del sexo: las zonas erógenas.

Vulva

¿Es necesario explicarlo? El centro del placer sexualen las mujeres contiene una enorme concentración de terminaciones nerviosas que si son estimuladas correctamente pueden hacer que alcances el éxtasis.

Ano

El ano también tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas que lo hacen, junto a la zona que lo rodea, una parte muy sensible. Si tu chica decide animarse a practicar sexo anal entonces debería empezar a usar una adecuada lubricación. Pero si no le gusta mucho, poner la mano sobre esa área también puede estimular las terminaciones nerviosas y el tabú que representa esta zona os puede excitar mucho a los dos.

Pezones

Es conveniente recordar, aunque parezca obvio, que los pezones son también partes del cuerpo súper sensibles que debes cuidar. La intensidad puede ser buena en pequeñas dosis.

Labios

Hay que aclarar que en este caso hablamos de los labios que están en la cara de la chica. Estos son extremadamente sensibles cuando se tocan, así que tómate tu tiempo cuando los beses. Entreteneos hasta que ninguno de los dos podáis más. Lame, chupa y mordisquea para estimular todas las terminaciones nerviosas. 

Y algo que seguro no imaginabas…

Piernas

En los muslos también hay muchísimos nervios entre los que se encuentran los que van desde la parte baja de las piernas hasta los pies. Los muslos interiores son muy sensibles, pueden ser estimulados con un ligero toque y además proporcionan mucha excitación debido a su cercanía con la vulva. Solo tienes que probar a tocar el músculo con tus dedos de una forma sensual.

Orejas

Las orejas son también muy sensibles, tanto que los efectos psicológicos de un simple soplido o susurro cerca de las mismas pueden hacer que te excites muchísimo. La parte que está detrás de las orejas es otra debilidad para muchos.

Perineo

Entre la vagina y el ano encontramos el perineo, un área muy sensible que cubre la esponja perineal, una masa de tejido eréctil como sucede con el clítoris. Éste es también conocido como el Punto P, y puede estimularse desde fuera presionando hacia él suavemente hasta lograr resultados sorprendentes.

Zona lumbar

Es aquí donde la médula espinal, centro neurálgico del sistema nervioso, se ramifica en los nervios que suplen a las piernas y los órganos sexuales. La piel en sí es muy sensible, delicada si no tienes cuidado, y puede ser muy excitante. Si aplicas un poco de presión firme aquí puedes llegar a sentir mucho placer por todo el cuerpo. 

Productos más vistos

Artículos más populares