Los mitos de la primera vez

Los mitos de la primera vez

Cuando hablamos de perder la virginidad nos encontramos con una serie de malentendidos y conceptos erróneos. Entre qué preservativos son mejores, qué posturas existen y saber si estás preparado o no, es normal tener muchas preguntas que no son muy fáciles de realizar. No son la clase de preguntas que quieres hacer a tus padres e incluso a tus amigos. Independientemente de a qué persona recurrir, lo más importante es distinguir los mitos de lo que es verdad para sentirte seguro antes de la primera vez.

Comprobando los hechos

Es posible que en muchos círculos cercanos hayas oído rumores sobre la pérdida de la virginidad, algunos de los cuales no tienen nada de verdad. Mientras si hablas con tus padres ellos te darán una cantidad de consejos bien intencionados, con los amigos puede ser diferente. Actualmente puedes acceder a una gran cantidad de información en Internet y esta puede resultar no ser verdad. Antes de creerte ninguna información, investiga de dónde proceden las fuentes y sé precavido con los consejos y “hechos” que lees en los foros.  

P. ¿Cuál fue el mito más extraño sobre la primera vez que escuchaste cuando eras joven?

“Creo que los mitos más ridículos que he escuchado son sobre las distintas formas en las que puedes, o no, quedarte embarazada. Posiblemente este sea uno de los mayores temores de la gente joven sobre el sexo. Escuchas que te puedes quedar embarazada solo con el contacto o en piscinas. ¡Obviamente el semen es invencible!” - Rhiannon 

“Recuerdo que había gente que me decía que básicamente iba a ser como una escena de La matanza de Texas. Tenía pánico a tener relaciones sexuales porque pensaba que se produciría una escena sangrienta y esto me asustaba” – Naomi

Los nervios son normales

Como suele decirse, es normal que antes de la primera vez sientas mariposas en el estómago. Seguro que tu pareja también siente lo mismo. Aunque pueda resultar una situación un tanto incómoda, no te avergüences y pregúntale cómo está. Compartid vuestros sentimientos, esto os ayudará a relajaros. 

En ocasiones la mejora forma de romper la tensión es con un poco de risa. Y si en algún momento cambias de opinión, simplemente di “no”. Solo tú puedes decidir si estás listo o no.

P. ¿Cómo te sentiste antes de la primera vez?

“Nerviosa, asustada, ansiosa y preocupada, creo que no experimenté ninguna emoción positiva; además de estar un poco emocionada. Estaba tan nerviosa por todas las historias que había escuchado en mi círculo de amigos”. - Naomi 

“Mi primera vez fue genial y rara a la vez. No sabía lo que estaba haciendo y creo que mi pareja tampoco sabía qué hacía. Por un momento pensé que no volvería a hacerlo, pero, después de intentarlo en más ocasiones cada vez fue mejorando y me sentí más relajada”. – Oloni 

“Sabía que mi primera vez tenía que ser con alguien especial que quisiera y se preocupara por mí. Estoy contenta por haber esperado hasta que apareció la persona correcta. La espera fue difícil sobre todo cuando tus amigos cantan a los cuatro vientos que no son vírgenes. La noche que sucedió no estaba nerviosa. Estuvimos saliendo durante varios meses y ya estábamos listos. Creo que no sientes nervios cuando consideras que estás con la persona idónea. No había ninguna razón para tener timidez o miedo”. - Laura 

“No fue algo que planeamos y cuando sucedió salió bien. Ambos estábamos preparados y no sentimos ninguna presión”. - David 

“Ya era más mayor y me sentía preparada, aunque estaba súper nerviosa. Durante años tuve tiempo de buscar información en Internet e investigué, preocupándome solo sobre cuándo pasaría finalmente. También conocía y confiaba completamente en mi novio, lo cual lo facilitó”. - Rhiannon

Grandes expectativas

La mayor parte de la información que aprendemos sobre sexo es a través de la gran pantalla. Entre la iluminación tenue, la música lenta y sensual, y los orgasmos simultáneos, todo ellos pueden generar unas grandes expectativas. Es normal que la primera vez no sea una exhibición de fuegos artificiales. 

No te sientas mal si no consigues lograr el orgasmo la primera vez. Primero tienes que aprender qué te gusta, tu confianza y seguridad en ti mismo irá en aumento y descubrirás qué es lo que funciona. La sinceridad con la pareja es muy importante, dile qué te gusta y qué no. El sexo es para disfrutar y divertirse en pareja.

P. ¿Crees que la primera vez cumplió con tus expectativas?

“No. Creo que se pone mucha presión sobre la primera vez, cuando en esta situación no sabes realmente lo que estás haciendo y resulta un tanto incómoda. Creo que la principal función de practicar sexo por primera vez es romper con las zonas de confort”. - Naomi

“Sí. Pero depende de cuáles sean tus expectativas. Lo mejor es no tener ninguna e ir con la mente abierta”. – David

“Definitivamente, no. Sobre todo si es la primera vez para ambos. Ninguno de los dos sabemos qué hacer o qué esperar, y se convierte en una situación rara. El sexo mejora con la práctica y cuando vas ganando confianza en ti mismo. La primera vez nunca va a ser tu mejor vez, pero siempre que puedas disfrutarla, no será la peor”. – Rhiannon

“Pienso que depende. Esperé hasta los 18 y cumplió con mis expectativas. Sabía que no todo iba a ser perfecto y que surgiría de forma natural en nuestra relación”. - Laura

El sexo es para disfrutar y divertirse en pareja.

Estar preparado

Finalmente estás decidido y preparado para la primera vez. Pero antes de ir a la práctica, hay algo más importante en lo que pensar: la protección. No evitéis este tema.

Piensa de forma práctica: ¿Quién va a traer la protección? ¿Sabes cómo poner un preservativo? Colocarlo no es difícil pero hay una serie de pasos que puedes seguir: nunca rompas el envase, siempre coge la punta y deslízalo con cuidado.

Q. ¿Hay algo que harías ahora diferente en esa situación?

“Sí, lo habría hecho otra vez de inmediato”. - David

“No, no me arrepiento de nada. Mi primera vez fue con primer novio y todavía hoy seguimos en contacto y nos reímos sobre ello”. - Naomi

“Me habría relajado más. Te preocupas por muchas cosas que en realidad no son tan importantes. Existe mucha presión sobre el asunto y lo único que tienes que hacer es relajarte, divertirte y disfrutar del momento”. – Rhiannon

“Realmente no.” - Laura

Aprender de la primera vez

Independientemente de cómo haya resultado tu primera vez, traemos buenas noticas: el sexo solo puede ir a mejor. Dentro de poco tu pareja y tú seréis unos expertos y os dejaréis sin palabras en el dormitorio.

P. ¿Qué consejos te darías a ti mismo si pudieras volver atrás?

“No hagas nada a no ser que estés preparada y no sientas presión por parte de tus amigos. Cada persona pasa por su primera vez en diferentes etapas de la vida y no porque tus amigos ya lo hayan realizado significa que te veas obligado a ello. Cada persona sigue su propio ritmo”. - Naomi

“Me daría el consejo de no fingir el orgasmo. También estaría preparada y equipada con un lubricante y estaría 20 minutos de preliminares, ya que son muy importantes”. - Oloni

“Creo que me reafirmaría en que lo hice de la forma correcta, a pesar de la presión que tenía de mis amigos y otros chicos. Hacerlo de otra forma me habría cambiado como persona. ¿Un consejo? No sentir envidia cuando mis amigos describían su primera vez como una experiencia mágica y especial, como la de Jack y Rose en Titanic. E intentar que mis amigos tuvieran su primera vez solo “por hacerlo”. Solo puedes tener sexo por primera vez una vez en tu vida”. - Laura

Como puedes ver, cada persona lo experimenta de una forma distinta. La comunicación y la honestidad juegan un papel importante en las relaciones sexuales. Solo tenéis que preocuparos de pasároslo bien. En la mayoría de los casos, el sexo solo va a mejor después de la primera vez.

Muchas gracias a nuestros invitados, Oloni de www.simplyoloni.com, Rhiannon de www.shylittlemess.com, Laura y David de www.sixoutoften.co.uk, y Naomi de www.thenaominarrative.com por contestar a nuestras preguntas.

Productos más vistos

Artículos más populares