¿Es normal que me siga doliendo después de la primera vez?

Es habitual que la primera vez que las chicas tienen relaciones sexuales sientan molestias e incluso dolor. No es extraño porque, como siempre que se hace algo por primera vez, lo normal es que se sienta tensión y nerviosismo. En ese estado es fácil que la penetración produzca molestias o dolor por la rigidez del cuerpo y porque, si nos estresamos, es posible que no tengamos una buena lubricación de la zona genital. Cuanta más sequedad haya, más molestará la penetración. Pero, ¿esta situación puede repetirse en las siguientes veces que lo hagamos? Si te preguntas: ¿es normal que me siga doliendo después de la primera vez?, sigue leyendo porque lo aclaramos en este artículo.

¿Por qué me duele durante el sexo?

No es raro que las mujeres, en algún momento de su vida, sientan molestias o dolor durante la penetración. Varias son las causas del dolor en el sexo y pueden ser tanto físicas como emocionales. A continuación, explicamos las causas más habituales (1).

Falta de lubricación durante la penetración

La vagina está lubricada de manera natural, como podrás comprobar al ver el flujo que emite y que va cambiando según el momento del ciclo en el que te encuentres. Cuando te excitas, se segrega todavía más líquido para facilitar la penetración y que esta resulte suave y poco o nada molesta. Por eso, cuando por distintas razones no hay la suficiente lubricación, la fricción que se produce en la penetración no se amortigua, de ahí que pueda doler o molestar.

El motivo de esta falta de lubricación en las primeras relaciones sexuales suele ser que hay poca estimulación previa. Es decir, si vais directamente a la penetración y se os olvidan los preliminares, las caricias, los besos, etc., el resultado puede ser que no haya ni excitación suficiente ni lubricación, apareciendo molestias o dolor. Por otra parte, si utilizas anticonceptivos hormonales, también pueden afectar a la lubricación. Además, como mencionamos, la lubricación va cambiando según el ciclo menstrual. Este es el motivo de que, algunas veces, aunque te notes muy excitada, no estés suficientemente lubricada. Más adelante te daremos algunos consejos para aumentar la lubricación.

Estrés durante el sexo

Si estás estresada durante las relaciones íntimas tu musculatura va a estar tensa y la penetración puede resultar molesta. La tensión genera un ambiente que no es el más adecuado para practicar sexo, necesitas estar tranquila y dejarte llevar para disfrutar a tope.

Ansiedad, preocupación u otros factores psicológicos

En estos casos va a suceder lo mismo que con el estrés. Si estás pendiente de tu aspecto o de cómo haces cada detalle porque te sientes insegura, si realmente no te apetece tener sexo o no estás muy convencida, si la relación con esa persona no te convence, etc. es comprensible que no se den las condiciones necesarias para una penetración placentera. Así, el miedo, el nerviosismo, la incomodidad o las dudas pueden hacer que te desconcentres, no te excites y sientas malestar con la penetración.

Infecciones vaginales

En ocasiones, el dolor durante la penetración se debe a que existe un problema de salud, como las infecciones vaginales. Si sospechas que es tu caso o tienes otros síntomas como ardor al orinar, olor vaginal fuerte o sensación de comezón, acude al médico.

En resumen, lo básico para un buen sexo es estar excitadas, ya que de esta forma vamos a lubricar lo necesario como para que la penetración nos resulte placentera. Para que esto pase es fundamental que queramos tener sexo con nuestra pareja en ese momento, es decir, que estemos seguras de nuestra decisión. Recuerda que el sexo no tiene que doler. Si sientes dolor, busca la causa. Por último, si el dolor lo sientes solo cuando la penetración es profunda, puede que se deba a causas distintas a las que hemos explicado, como pueden ser los quistes en los ovarios o la endometriosis (1). Si es tu caso, nuestro consejo es que acudas al ginecólogo. Por otra parte, si tienes muchas molestias o dudas, también puedes buscar ayuda en un ginecólogo.

¿Es normal que me duela después de la primera vez?

¿Te preguntas si es normal que te siga doliendo después de la primera vez o si la segunda vez duele? Te remitimos al apartado anterior, pues es posible que sientas dolor o molestias durante el principio de tus relaciones sexuales, aunque ya lo hayas hecho una vez. Como hemos dicho, la falta de lubricación, el estrés o los nervios pueden estar detrás de este dolor después de la primera vez. No obstante, recuerda que el sexo tiene que ser placentero. Busca qué te está afectando para poder mejorar tus relaciones.

Consejos para tener sexo sin dolor

¿Sientes dolor en el sexo después de la primera vez o quieres evitarlo en tu primer encuentro? A continuación, te damos algunos consejos para evitar el dolor durante el sexo (2).

No olvides los juegos preliminares

No vayas directamente a la penetración. Dedica todo el tiempo que necesites a las caricias, los besos, los masajes, etc. por todo el cuerpo. De esta manera, estarás lo suficientemente excitada y lubricada cuando llegue el momento de la penetración.

Usa lubricantes

Los lubricantes te ofrecen ese extra de lubricación y de estimulación que hace que la penetración sea más suave y placentera. Por eso son una buena opción para evitar las molestias que puede causar la fricción si no hay suficiente lubricación. Prueba la gama de lubricantes de Durex, donde encontrarás opciones con base de agua y con base de silicona. Y si no sabes por dónde comenzar, no te pierdas nuestro artículo Cómo elegir un lubricante.

 los mejores lubricantes sexuales

Cumplen con la normativa de productos sanitarios

Prueba distintas posturas

Quizás la penetración te resulte molesta en una posición, pero no en otra. Si sientes dolor y crees que es por esta causa, prueba a cambiar de postura hasta encontrar la que más te guste. Y si tienes dudas acerca de cuáles pueden ser las posiciones más recomendables, en nuestro artículo Posturas sexuales para la primera vez podrás encontrar algunas ideas que no solo son buenas para el primer encuentro ¡sino para todos los demás!

Asegúrate de vaciar tu vejiga antes del sexo

En ocasiones, notar la vejiga llena resulta molesto durante la penetración, lo que puede ocasionar cierto dolor e incomodidad. Por eso, siempre es recomendable orinar antes de tener sexo para evitar esta posible molestia.

Pon en práctica estos consejos para disfrutar del sexo sin dolor, y si continuas experimentando molestias a pesar de seguir estas recomendaciones, entonces es oportuno que visites a tu ginecólogo.

 

Fuentes

 

RB-M-98801

NO TE VAYAS AHORA

Utiliza el código ENVIOGRATIS para obtener el envío gratis.

ENVIOGRATIS

Válido hasta el 31.12.2022.

Ya has utilizado esta promoción.