El arte del orgasmo simultaneo

El arte del orgasmo simultaneo

El orgasmo simultáneo es algo de lo que no se suele hablar normalmente, pero lo cierto es que sucede más de lo que muchos piensan. Y aunque no es fácil que suceda, la sensación de poder alcanzar el clímax al mismo tiempo que tu pareja es una sensación como pocas. 

Descubre qué os funciona mejor

¿Por dónde se debe empezar? Básicamente necesitáis aseguraros de que ambas partes os encontráis en la misma página, porque si tu pareja quiere tener sexo rápido y tú prefieres hacerlo a fuego lento entonces seguro que no funcionará.

Luego, es importante que sepáis lo que funciona mejor en cada uno y la mejor forma para satisfacer a la persona que tienes al lado. Y es que a menudo ocurre que el orgasmo simultáneo no se produce porque a muchas mujeres les lleva más tiempo excitarse que a los hombres. Es sabido que las mujeres necesitan algo más que la penetración para alcanzar el clímax.

Si tu pareja normalmente solo suele llegar al orgasmo con el sexo oral o la masturbación, muchas posiciones sexuales no le proporcionarán la suficiente estimulación en el clítoris para recrear ese sentimiento. Por esto es necesario que creéis contacto a la hora de elegir una postura. Además, procurad moveros de un lado a otro antes de la penetración para así estimular el clítoris.

En este sentido, intentad probar aquellas posiciones sexuales que estimulen el clítoris con más facilidad, y usad lubricantes o geles de masaje si el sexo oral está entre sus actividades preferidas. Y recuerda que un vibrador también puede servir de gran ayuda si para alcanzar el orgasmo durante el sexo. 

La velocidad correcta

Como la mayoría de las mujeres suelen tardar más en alcanzar el orgasmo que los hombres, los preliminares suelen ser una opción más que interesante para equiparar esa excitación. Una vez estéis preparados para el sexo no tengáis miedo de parar las cosas durante un instante si veis que a ti o tu pareja os falta muy poco para llegar al clímax. Tomaos un respiro, disfrutad de los besos y las caricias antes de seguir y esperad que todo fluya hasta alcanzar un orgasmo más intenso.

Por otra parte, procurad sincronizar vuestra respiración mientras hacéis el amor para que el ritmo de vuestros cuerpos sea el más adecuado. Y por último, recordad que los ejercicios pélvicos en el suelo no son exclusivos de las mujeres embarazadas. Los hombres podéis practicarlos a modo de freno de mano para así retrasar los orgasmos.   

La comunicación es la clave

Las parejas que llevan mucho tiempo juntas son normalmente las que mejor experimentan orgasmos simultáneos gracias a la comunicación existente entre ambas partes. Hasta que lleguéis a ese nivel intenta usar un sistema numérico del uno al diez para explicarle a tu pareja lo cerca que estás del orgasmo. Pero no te preocupes, ya que con el tiempo y la práctica entenderás tanto a tu pareja que no necesitarás recurrir a ningún número. Una posición sexual en la que podáis miraros a la cara puede ser una gran opción para mejorar esa comunicación.

Por último, recuerda que la clave para alcanzar el orgasmo simultáneo es la relajación. 

Productos más vistos

Artículos más populares