4 posturas sexuales creativas para probar en cualquier parte

4 posturas sexuales creativas para probar en cualquier parte

¿Estás aburrido de tus posturas sexuales habituales o buscas probar algo nuevo esta noche? Estas creativas posturas sexuales son perfectas para que las pruebes todos los días sin importar dónde. Independientemente de si has estado mucho tiempo con tu novia o si quieres impresionar a la chica con la que acabas de empezar a salir, aquí tienes 4 posturas sexuales creativas que seguro que añadirán algo de diversión a la noche.

Por detrás

¿No vas a ser capaz de llegar a la cama a tiempo o buscas añadir algo de aventura a tus sesiones íntimas? Prueba esta postura que la tendrá subiéndose por las paredes... o las escaleras, lo que prefieras. Empieza haciendo que tu pareja se arrodille delante de ti en el rellano de una escalera mientras se inclina hacia delante con su espalda hacia ti. Agarra sus caderas al penetrarla, pero asegúrate de sujetarte de un lado de la barandilla para tener más apoyo.

Mientras empujas, esta posición te permite acceder a su punto G, ya que ella está inclinada de manera singular hacia arriba. Para una sensación más intensa que os tendrá a los dos pidiendo más y más, pídele que empuje hacia ti, de manera que su trasero encaje de forma ajustada con tu entrepierna, o pídele que llegue a través de sus piernas para tocar tus testículos mientras empujas hacia dentro y hacia fuera.

Si buscas acción en el asiento trasero o quieres llevar tu pasión al aire libre a otro nivel, esta postura seguro que la volverá loca.

Fuente de placer

Si buscas acción en el asiento trasero o quieres llevar tu pasión al aire libre a otro nivel, esta postura seguro que la volverá loca. Busca una superficie plana o una cama para asegurar que los dos estáis cómodos. Pídele que se acueste sobre su espalda con las rodillas hasta su mentón, arrodíllate delante de ella a medida que la penetras lentamente.

Para ejercer más presión, sujeta su trasero acercándola lentamente hacia ti a medida que la penetras más profundamente. Esta posición no solo te da una perfecta vista aérea de sus pechos, sino también te permite la posibilidad de lamer, chupar y mordisquear.

La pitón

¿Te sientes impulsivo y creativo? Empieza por tumbarte sobre tu espalda con las piernas juntas y los brazos en los lados mientras tu pareja se sienta a horcajadas sobre ti. A medida que ella baja lentamente hacia ti, pídele que estire las piernas lentamente, de manera que quede completamente tumbada encima de ti. Una vez ella está cómoda en esa posición, pídele que se agarre a tus brazos con sus manos y lentamente se mueva hacia arriba y hacia abajo.

Para un mayor efecto, flexiona tus pies para que pueda empujar contra ellos con la punta de sus pies. Esta postura no solo os permite a los dos moveros lentamente de forma simultánea, también puedes aplicar lubricante sobre el clítoris para estimularla aún más mientras vuestra piel calienta la situación.

Piernas abiertas

En esas noches de invierno cuando tú y tu pareja estáis buscando algo que hacer, lánzate a esta posición que seguro que hace que quiera más. Empieza con ella sentada en el borde de la cama, el sofá o dos sillas con sus piernas bien abiertas. Ponte delante de ella con las rodillas ligeramente dobladas para poder acceder a ella con facilidad. Haz que se tumbe hacia atrás con sus manos sujetando mientras empujas hacia dentro y hacia fuera.

Esto no solo le proporcionará más estabilidad a ella, tú también disfrutarás de una vista espectacular del movimiento de sus pechos cuando la estás penetrando. Toda esa fricción frontal calentará su punto G, lo cual garantizará la satisfacción mutua. Para conectar aún más, puedes utilizar las manos para ralentizar las cosas un poco y masajear sus pezones o prestar especial atención al clítoris con tus dedos. Elijas lo que elijas, los dos lo vais a disfrutar.

Productos más vistos

Artículos más populares