Volver a Leer

De XXX a ZZZ

Cómo evitar el aburrimiento en la cama

 

Una de las preguntas más habituales de los consultorios sexuales en Internet es: "¿Qué puedo hacer para mantener viva la llama con mi pareja?". Aunque aquello de "fueron felices y comieron perdices" es un final de cuento de hadas, lo cierto es que a muchas parejas les cuesta mantener la pasión. Cuando la cosa decaiga, prueba estas técnicas:

Piensa un poco en ti. Muchas personas se implican tanto en la relación que anteponen las necesidades de su pareja a las suyas propias. Aunque pueda parecer un contrasentido, esto puede dar al traste con la relación y hacer que la otra parte se sienta atrapada. Si eres feliz e independiente y demuestras tener seguridad despertarás más pasiones.
Cuida a tu pareja. Los primeros días de una relación la pareja suele dedicarse muchos mimos. Pero una vez que se "gana" el corazón del otro es fácil relegar el cortejo a un segundo plano. Seduce a tu pareja, ya sea con elogios, algún que otro regalito, caricias con el pie o cualquier otra cosa que se te ocurra.
Haz ejercicio. La pérdida de libido suele estar relacionada con el estilo de vida. Si hacéis ejercicio juntos favoreceréis la circulación de la sangre y estaréis en plena forma para cuando haya que entrar en materia.
Cuida tu salud. La mala alimentación, el alcohol, las drogas (legales e ilegales), la falta de sueño y la falta de ejercicio físico son los peores enemigos de la libido.
Besa. El comienzo de una relación es un no parar de darse besos, pero con el tiempo esta buena costumbre suele perderse. Con los besos interactuamos con las feromonas de la pareja, es decir, las sustancias químicas responsables de la atracción sexual.

"Prueba posturas, juguetes o preliminares distintos, o añade alguna técnica sexual alternativa."

Date un paseíto. Mima tu cuerpo para estar igual de irresistible que los primeros días y paséate por delante de tu pareja con ropa interior sugerente.
Ponte las pilas. Los primeros días es habitual explorarlo todo y más, pero en cuanto se averigua lo que funciona es fácil caer en la rutina. Prueba posturas, juguetes o preliminares distintos, o añade alguna técnica sexual alternativa. O, mejor aún, ponlo todo en una coctelera y agítalo bien.
Intercambiad los papeles. muchas personas se encasillan como la parte activa o pasiva en sus relaciones sexuales. Intercambiad los papeles. Si sueles ser tú quien lleva la iniciativa, pídele a tu pareja que mueva ficha. Y si es tu pareja quien abre el camino, adelántate.
Comparte tus fantasías. Las mejores relaciones sexuales son aquellas en las que no solo participa el cuerpo sino también la mente.
Sé romántico. El sexo y el amor van de la mano. Cuanto mejor conozcas a tu pareja, más honesto serás en tus relaciones sexuales. Si tienes esto en cuenta seguro que cada día disfrutaréis más en la cama.