Volver a Leer

Borrón y cuenta nueva

Relaciones sexuales esporádicas

 

Una relación estable puede resultar muy satisfactoria, pero a veces uno no está por la labor. Puede que tus prioridades sean el trabajo, tus aficiones o tus amistades. Quizá no te apetezca sentar la cabeza, o sencillamente estás de vacaciones y quieres pasártelo bien. La actividad sexual no depende de vínculos, pero ten en cuenta que si tomas las precauciones adecuadas disfrutarás aún más de la experiencia.

Protégete. Toda nueva relación conlleva un riesgo para la salud, y si no te pones preservativo estarás desprotegido frente a las infecciones (e incluso te expondrás a un embarazo no deseado).  Recuerda que el sexo oral también es un foco de infecciones de transmisión sexual.

Observa con atención. Antes de la penetración puede que adviertas en la otra persona algunas señales propias de las infecciones de transmisión sexual (ITS) como inflamación, irritaciones y dolor. Ten en cuenta que el preservativo no te protege de todas las ITS, así que utiliza la cabeza antes que el cuerpo. Si tienes dudas, no mantengas relaciones con esa persona.

Hazte analíticas asiduamente. Muchas ITS no presentan síntomas, por lo que un análisis de sangre es la única forma de comprobar que no te han contagiado nada.

Ponte un preservativo emocional.  Si necesitas cariño o darte un baño de autoestima, acostarse con cualquiera no te solventará la papeleta. Al fin y al cabo puedes satisfacerte a solas sin tener que lamentarte después. Opta por las relaciones esporádicas siempre y cuando no te generen frustración.

"En una relación esporádica ambas partes tienen que pasárselo bien, así que asegúrate de dar tanto como de recibir."

Cuidado con tu reputación. Si decides tener relaciones esporádicas habrá quien te juzgue por ello. Piensa bien a quién le cuentas tus intimidades, pero escucha a tus amistades si te dicen que les preocupa tu comportamiento.

Tu seguridad es lo primero. Irse a casa de una persona que no conoces comporta unos riesgos. Cuéntale a un amigo dónde y con quién vas y cuándo volverás, y no invites a desconocidos a tu casa. De lo contrario puede que a la mañana siguiente no encuentres por ninguna parte el teléfono, por no decir algo peor.

Apuesta por la honestidad.Mentir para llevarse alguien a la cama es injusto y puede causarte problemas. Tanto si se trata de tu propia reputación como de hacer daño a la otra persona, este tipo de mentiras nunca compensan.

Elige bien. Si conoces a alguien es más probable que os tengáis confianza, afecto y respeto mutuos, lo que se traduce en unas relaciones sexuales más satisfactorias. Aun así, no elijas a alguien que esté enamorado de ti para una relación esporádica, ya que le crearías falsas esperanzas.

Respeta a la otra persona. En una relación esporádica ambas partes tienen que pasárselo bien, así que asegúrate de dar tanto como de recibir.

Respétate. Las relaciones esporádicas son lícitas siempre y cuando tu autoestima no quede maltrecha. Si una relación sexual es sana es poco probable que te haga sentir mal al día siguiente. De lo contrario, plantéate si es la mejor opción para ti.